Aunque el último trimestre de Tesla fue uno de los mejores de su historia, con ganancias de más de mil millones de dólares, la apuesta al Bitcoin por parte de la empresa de Elon Musk no formó parte de ese superávit. Con la caída que sufrió la criptomoneda después de su pico en abril, en la que Musk tuvo mucha influencia con sus tuits y dichos, Tesla sufrió una pérdida de 23 millones de dólares por tener ese activo.

En febrero de este año, la compañía de automóviles había anunciado la compra de 1.500 millones de dólares en bitcoins, una inversión que le fue rentable, ya que el valor de la criptomoneda ascendió a los 62.000 dólares, por lo que las tenencias de Tesla pasaron a valer USD 2.480 millones. Fue una ayuda mutua: la inversión de Tesla aumentó la demanda de Bitcoin, por lo que el precio subió y Tesla ganó.

Sin embargo, el precio de Bitcoin se desplomó un 40% hasta romper el piso de los 30.000 dólares, por lo que esas criptomonedas que en un primer momento habían pasado a ser extremadamente rentables se convirtieron en una especie de pérdida para Tesla.

 

¿Por qué el desplome de Bitcoin no afectó directamente a Tesla? Desde la empresa no consideran sus tenencias en la criptomoneda como un "activo de valor de mercado", es decir, que solo las reconoce como una ganancia si las vende para asegurar esta ganancia. Por lo tanto, mientras Tesla no venda sus bitcoins, los ingresos netos de la empresa no se verán afectados

Así, en el primer trimestre reflejaron en su informe un ingreso neto de 101 millones de dólares por ventas de bitcoins, algo que impulsó sus ganancias netas. Según el estado de operaciones de la compañía, esa ganancia se muestra como una reducción en gastos operativos, algo que sugiere que cambió algunas de sus tenencias a medida que los precios de la moneda virtual aumentaron durante esos tres meses. 

La única venta que hizo Tesla de sus bitcoins fue una que informó en abril para probar qué tan líquido era el mercado de las criptomonedas. En ese entonces Tesla se desprendió de 272 millones de dólares en bitcoin en una movida para determinar cuánto tiempo demoraría en canjear activos digitales a dólares. El propio Musk desmintió que la venta tuviese relación con la caída que experimentó el mercado durante esos días.

Elon Musk, clave en el precio del Bitcoin

Cuando el fundador de Tesla anunció en febrero la inversión multimillonaria en bitcoins, la comunidad cripto aplaudió la decisión y elogió al magnate por impulsar al segmento. El entusiasmo no hizo más que crecer cuando la empresa de autos anunció que aceptarían bitcoins como forma de pago de sus vehículos.

Tesla aceptó pagos con bitcoin, después los rechazó, y ahora los volvería a aceptar

Sin embargo, cuando Tesla anunció que ya no aceptaría la moneda virtual porque su CEO estaba preocupado por los efectos ambientales que podría tener la minería, el entusiasmo se desplomó, y también el precio. Más tarde, Musk comenzó a mostrar afinidad por Dogecoin, una criptomoneda meme, y Ethereum, otro activo digital similar. 

A principios de este mes, sin embargo, Musk dijo que el perfil medioambiental de bitcoin está mejorando y que Tesla probablemente volverá a aceptarla para los pagos. Además, el magnate también reveló hace poco que una de sus empresas privadas, SpaceX, posee bitcoin.