Emegé dio sus primeros pasos hace unos 90 años, cuando el emprendedor Manuel Gak instaló en Buenos Aires un pequeño taller de tornería y metalurgia en donde desarrolló su primer calefón a alcohol. Por aquellos días, el objetivo era producir una unidad por día para mantener a su familia.

Con el paso del tiempo, se sumaron otras dos generaciones a la empresa hasta que hace unos ocho años comenzó el declive financiero que la llevó al concurso preventivo en 2014, ya sin la familia fundadora al mando de la compañía.

Desde ese momento, la compañía no paró de perder compradores, producción y trabajadores. En la planta de 27.000 metros cuadrados de Florida llegaron a trabajar 200 personas que comenzaron a ser despedidos paulatinamente. "Hoy sólo quedan quince empleados que fabrican algunos termotanques y hay treinta licenciados", explica a BAE Negocios una fuente gremial que conoce al detalle el panorama actual de Emegé.

Este diario intentó comunicarse con representantes de la empresa pero no atendieron los reiterados llamados.

Además, la empresa también decidió tercerizar la fabricación de otras de sus líneas en una fábrica de Mar del Plata.

A pesar de este panorama sombrío, en las últimas semanas se habría una luz de esperanza con respecto al futuro de la empresa. Un grupo inversor, del que aún se desconoce el nombre, podría hacerse cargo del complejo para reactivar la producción. De esta forma, tomarían el lugar de su anterior administrador, la empresa Delgas.

Lo cierto es que el nuevo dueño tendrá que hacer frente a todas las deudas con proveedores y juicios laborales que están dentro del concurso. Su principal activo es la fábrica que hoy tiene un valor de mercado cercano a los USD8 millones.

Tiro balanceado

A mediados del siglo pasado, Emegé fue una de las empresas en Argentina en incorporar la tecnología del tiro balanceado.

En la década del '70 la empresa se expandió en el barrio de Caballito -Avenida Avellaneda y Fragata Sarmiento- y llegó a tener una planta industrial de 6.000 metros cuadrados. Allí produjo no solo termotanques sino también equipos de aire acondicionado. La diversificación de la firma fue de la mano con la apertura de nuevos mercados de exportación.

La apertura de una filial en Chile y la presencia en los más diversos mercados -desde México a Nueva Zelanda- posicionan a Emegé como el exportador argentino número uno de productos a gas. En 1992, la compañía compró la planta de Florida, donde hoy se concentran las escasas operaciones productivas y la administración.

A fines de los '90, la empresa ya había entrado en otro concurso de acreedores, producto de la recesión económica. Para salir de ese laberinto, por esos años, incursionó en la fabricación de patio hitters, una especie de sombrilla para exteriores que calefacciona desde arriba y que se utiliza en restaurantes y bares. Por esos días, concretó algunas ventas a Estados Unidos y Europa.

Más notas de

Gustavo Grimaldi

Tráfico aéreo en Argentina: el sector perderá casi 30 millones de pasajeros durante este año

Ezeiza recibe un promedio de 1.000 pasajeros diarios de destinos internacionales

Cierre en el AMBA: a pesar de las medidas, por ahora, los gimnasios siguen abiertos

Los empresarios aseguran que desde que reabrieron casi no hubo contagios

Apps de servicios financieros: el último año, se duplicó la cantidad de usuarios

Dispositivos móviles y códigos QR, grandes protagonistas en la pandemia

Empresa argentina de alimentos congelados llega a Chile, Brasil y Estados Unidos

Frizata produce y distribuye sus propios alimentos congelados

Unas 28.000 propiedades que se alquilaban hasta hace poco ahora tienen el cartel de venta

La venta desde el pozo está ganando terreno en los últimos meses

Avanza el home office y las empresas comienzan a achicar sus espacios corporativos

El edificio que ocupaba Claro tiene 5.700 metros cuadrados en alquiler

El negocio de las aplicaciones financieras sigue sumando jugadores

El negocio de las aplicaciones financieras sigue sumando jugadores

El emprendedor argentino que desembarca con sus muebles en Estados Unidos y Europa

El emprendedor argentino que desembarca con sus muebles en Estados Unidos y Europa

La startup que recibió 89 millones de dólares y se encamina a convertirse en el sexto unicornio argentino

En plena pandemia, la plataforma movilizó transacciones por 690 millones de dólares

Glicerina de exportación: el grupo bahiense que ya vende su producto en China, EE.UU. y Sudáfrica

La empresa emplea a 500 personas y factura 250 millones de dólares