El sector gastronómico es uno de los más golpeados por la pandemia del Covid-19 y la tecnología comienza a convertirse en un aliado no sólo para sobrellevar la época de aislamiento sino también  para preparar a los comerciantes para la “nueva normalidad”.

En este contexto de incertidumbre,  Agustín Perrotta,  ingeniero en informática de la UBA y Nicolás Merlis, estudiante de ingeniería en sistemas de UTN, decidieron darle impulso a Loveat, una herramienta que fue creada hace tres años, cuando nadie imaginaba la realidad actual.

Los emprendedores, ambos de 27 años, aseguran que la tecnología ayudará a la recuperación económica del rubro. Indican que la aplicación web le permite al sector eliminar las comisiones que cobran actualmente las empresas de delivery, como Glovo y Rapi, que van del 30% al 40 por ciento. Además, incluye el servicio de “carta digital” que ya se está implementando en Europa y que será imprescindible para la reapertura de los locales post-cuarentena. La empresa propone cobrarle al comercio un fee mensual de $1000 + impuestos por sucursal. Aseguran que es mucho menos de lo que le cobran las plataformas de pedidos.

Cuando los restaurantes reabran con los nuevos protocolos, el cliente podrá escanear el menú mediante un código QR, mirarlo en su celular, hacer su pedido e incluso pagar desde su móvil, sin necesidad de tomar contacto con la carta tradicional, que tiene un alto grado de contagio. Además, le permitirá al dueño del local de comidas configurar su carta online y actualizarla en tiempo real. Este sistema ya está implementado con éxito en otros países. “Tanto en España como en algunos lugares de Estados Unidos ya prohíben la utilización de los menúes físicos”, cuenta Perrotta.  

Sin embargo, hasta que los restaurantes comiencen a funcionar, cada local que se suma a la herramienta tendrá un link de acceso único a su menú. Los gastronómicos pueden compartir ese código con sus consumidores por redes sociales y ellos hacer sus pedidos por WhatsApp. Cada comercio tiene la potestad de ponerle precio o no al envío.

Entre sus 200 clientes actuales se encuentran la cadena Subway, Hard Rock Café, Tanta, Mooi y la Panadería de Pablo. Proyectan un crecimiento exponencial que les permitirá continuar invirtiendo en el desarrollo de soluciones innovadoras orientadas al sector gastronómico.

 “Cuando el cliente genera el pedido tras el uso de nuestra herramienta, directamente le llega la orden al local, con el pedido exacto, el nombre de quién lo retira, la dirección o la mesa asignada, junto con la forma de pago, que es efectivizada por una fintech local”, precisó Perrotta.

Más notas de

Gustavo Grimaldi

La pandemia pone contra las cuerdas a unas 1.500 empresas de entretenimiento

Evento multitudinario, una imagen que tardará en volver

Concretan fusión de USD440 M en el negocio de los alimentos saludables

Merisant tiene el 35% del mercado de endulzantes

El dueño del shopping Unicenter busca socio y evalúa vender activos en el país

Unicenter, el shopping más emblemático del grupo, fue fundado en 1989

Jugueteros esperan al Día del Niño para tener más claro su futuro

De agosto a enero es la temporada alta de los jugueteros

El fabricante de vidrio Rigolleau gestiona un préstamo por $1.000 millones

En los últimos días, hubo varios casos de Covid-19

Víctimas de la pandemia, cierran dos hoteles históricos del interior

Luego de tres meses sin facturar, tuvo que cerrar

Tirar la toalla o seguir remando

Muchos locales no volverán a abrir luego de la cuarentena

Desde que reabrieron las inmobiliarias, crecieron las consultas pero hay pocas ventas

Las inmobiliarias deben seguir estrictos protocolos para mostar una propiedad

Crowdfunding: un sistema que permite acceder a una propiedad en Nueva York con sólo USD1.000

La Gran Manzana atrae a muchos inversores

Hepatalgina cambia de dueño

Elea busca pisar fuerte en el segmento de venta libre