Más allá de la inquietud que produce el vaivén del tipo de cambio, los empresarios que manejan compañías radicadas en el país tuvieron un buen motivo para brindar cuando recibieron al 2018.

Según indican algunos relevamientos realizados por consultoras, un alto porcentaje de los ejecutivos argentinos y extranjeros que lideran organizaciones estiman que continuará el crecimiento de sus ventas y los niveles de inversión. No sólo eso: la mitad de los directivos cree que el nivel de empleo aumentará en el segundo semestre del año.

Por el lado de las exportaciones, tres de cada diez grupos consideran que tendrán un crecimiento y un 56% aseguran que no se modificarán con respecto a lo que pasó en el 2017.

A la hora de pensar en las futuros planes de inversiones el panorama es aún más alentador. Nueve de cada diez empresarios esperan aumentar o, por lo menos, mantener el flujo de capital. Para la industria los desembolsos van a estar fuertemente orientadas al desarrollo de nuevos productos y la compra de maquinarias se va a llevar toda la atención. Por su parte, el sector servicios busca potenciarse a partir de la mejora tecnológica, especialmente en la actualización de software y sistemas.

Con respecto a las ventas futuras el horizonte también se muestra despejado: el 83% piensa que mejorarán, indica la encuesta de Expectativas de Ejecutivos, que realizó la consultora DAlessio IROL entre 278 hombres de empresa.

El avance de la reforma impositiva está entre los principales temas de agenda de los empresarios de cara al 2018, además de la incorporación de tecnología y la retención de talentos. Mientras que la tensión sindical y las condiciones del comercio internacional complementan el cuadro de inquietudes.

Otro sondeo realizado recientemente por la consultora EY entre ochenta compañías de los principales sectores de la economía local, también muestra resultados que invitan a ser optimistas. El 89% de los consultados dice que incrementará sus ventas; mientras que el 81% consideró que aumentará sus inversiones, y el 73% sostuvo que mejorará la rentabilidad. "Hay un escenario muy optimista para el futuro, tal cual lo muestran las perspectivas de venta, de rentabilidad, y sobre todo en el lanzamiento de proyectos de inversión", sostuvo Pablo De Gregorio, socio de EY.

La construcción impulsa al empleo

En medio de ese contexto favorable, las empresas argentinas mantienen un cierto optimismo acerca de la contratación de personal para los primeros meses del año que comienza. Así lo indican los resultados de la Encuesta de Expectativas de Empleo correspondiente al primer trimestre de 2018, realizada por la empresa ManpowerGroup, entre 800 empleadores locales.

"Con un 13% de los empleadores que esperan aumentar los niveles de personal y un 79% que no pronostican cambios, vemos que se mantiene una tendencia de contratación estable sin grandes movimientos en el corto plazo", explica Fernando Podestá, Vice Presidente y Director Nacional de Operaciones de ManpowerGroup. El ejecutivo agrega que "la construcción sigue siendo el sector más pujante de la muestra, que además es la más alentadora de los últimos cuatro años para un primer trimestre".

Las intenciones de contratación se fortalecen en cinco de los nueve sectores industriales. Las perspectivas más altas se registran en construcción, con una Expectativa Neta de Empleo (ENE) de +17%; y finanzas, seguros y bienes raíces, con +16 por ciento. Las tendencias de contratación más moderadas se anticipan en servicios, mientras que transportes y servicios públicos es el único sector con expectativas nulas.

La ENE es el resultado de la resta entre el porcentaje de empleadores que prevé un aumento en sus contrataciones y el porcentual que espera una disminución del empleo.