Luego de un 2021 en el que la industria del turismo se vio altamente perjudicada por la pandemia, el 2022 se aproxima a convertirse en una temporada récord en ocupación y facturación en los distintos destinos vacacionales de Argentina, y más específicamente en la costa atlántica.

Según el informe estadístico de la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico de Pinamar, en enero, el promedio general del partido alcanzó un 97,6% de ocupación hotelera, representando un aumento de 6,4 puntos porcentuales en relación al mismo período del 2020. En Mar del Plata, la que marca el ritmo de todas las ciudades balnearias argentinas, el nivel de reservas fue similar.

María Zitelli, directora general de Green sea Apart Hotel de Pinamar explica que: "este es un verano que batió todas las estadísticas en cuanto a ocupación y planificación de las vacaciones. Por primera vez en muchos años, la segunda quincena de enero ya estaba prácticamente vendida desde septiembre, lo que evidencia el gran interés de los veraneantes". Y agrega: "febrero va a estar por encima de los números históricos de ocupación. Esperamos una primera quincena similar a enero, por lo que pensamos que este mes, e incluso marzo, van a ser meses muy buenos, lo que se traduce en una reanimación clave para nuestro sector luego del golpe del 2020".

Por su parte, Walter Zenobi -socio del balneario Rada Beach- se manifiesta en la misma línea: "estamos contentos por la recuperación del sector turístico, ya que esta temporada se batieron todos los récords, incluso en comparación con otras temporadas exitosas". 

Según el relevamiento realizado por la Municipalidad de Pinamar sobre el 84% de los balnearios del partido, el promedio general de ocupación (que incluye alquiler de carpas y sombrillas) ascendió al 91,4%, alcanzando niveles estadísticos históricos para la costa argentina. "Si bien el promedio de reservas en Rada Beach siempre es elevado, este año durante enero fue del 99%, coronando una temporada más que exitosa para todos los que trabajamos en esta industria", agregó Zenobi.

Otro cambio que se observa en relación a otros años es un periodo de permanencia más extendido, similar al de décadas atrás, alcanzando un promedio de cinco noches en el sector hotelero, lo que representa un incremento del 66,7% sobre el mismo período del año anterior. En el sector inmobiliario, el promedio general de ocupación se elevó al 98,6 por ciento.

"Esta temporada empezamos a recuperar el inquilino del mes y de la temporada, versus los veraneantes que venían los fines de semana. Si bien históricamente, en febrero y marzo suele bajar la performance por el inicio a clases, todo indica que serán meses muy buenos también", afirmó Stella Vignau, de Inmobiliaria Integral, presente en Pinamar, Cariló, Valeria del Mar y Ostende.

"Esperamos un flujo grande de visitantes durante este mes, con una proyección de ocupación que supera el 80%, una cifra que supera en varios puntos a la de otras temporadas", agrega Zenobi.

Restaurantes

 

En lo que respecta al sector gastronómico, los viernes y sábados de enero fueron los días de mayor ocupación. El chef Pedro Demuru, responsable del restaurante Demuru Cariló, indicó que "durante enero tuvimos el local con capacidad completa a diario y las reservas debían efectuarse con cuatro días de anticipación. Esperamos que febrero sea igual. Estos resultados se traducen en una recuperación necesaria para el sector gastronómico, uno de los más golpeados durante la pandemia. Esta temporada es sinónimo de renacer y quedará marcada como un hito".

A su vez, Daniel Gernetti de la heladería  Lucciano´s de Cariló y Pinamar afirmó en la misma línea que "este año se superaron las expectativas, alcanzando índices históricos que son muy saludables para nuestro sector. Enero fue un mes récord en ventas, superando en un 27% al mismo mes del año anterior". Luego de la apertura en 2020 de la sucursal en Cariló y ante el panorama favorecedor que se vislumbraba para este año, decidieron expandirse abriendo una nueva franquicia en Pinamar. Los resultados superaron todas las expectativas. "Teníamos una proyección muy positiva de esta primera temporada, pero los resultados de enero superaron en un 20% todos los cálculos", concluyó Gernetti.