Pensando en el día después de la pandemia, varias empresas extranjeras de celulares comienzan a mirar con cariño a la Argentina.

Más allá de que el 2020 el mercado sufrió el extenso aislamiento y las ventas cayeron un 23% con respecto a los 7 millones de equipos de un año antes, algunos jugadores del sector le ven un potencial interesante al mercado local.

Uno de esos casos es el de la marca china Xiaomi, que comenzó a comercializar en el mercado argentino los primeros smartphones y analiza el régimen de fabricación en la provincia de Tierra del Fuego para comenzar a ensamblarlos en el país.

"Xiaomi ya tomó la decisión de fabricar localmente; aún están analizando el mejor modo de hacerlo. Estamos esperando a la brevedad mayores precisiones sobre el momento", dijo a Télam el gerente general de Etercor, Juan Pablo Baiardi, empresa elegida como distribuidora de los productos de la empresa asiática.

La firma china "ya tomó la decisión de tener más relevancia en el mercado argentino. E indudablemente ello contempla la alternativa de fabricar aquí para ser más competitivos", por lo que se espera "en el corto plazo poder anunciar buenas noticias al respecto", agregó el directivo. "Mientras tanto, nuestra estrategia de hacer llegar los productos a los consumidores a través de canales digitales nos permite encontrar un precio competitivo con respecto a las otras marcas que comercializan en el mercado argentino", sostuvo.

La firma, que emplea a 400 personas, anunció la entrada al mercado nacional con el modelo Redmi Note 10 5G, del cual importaron 100.000 unidades. "Lógicamente el volumen está relacionado a la importación de productos únicamente. De confirmar la fabricación local, seguramente la aspiración sea muy superior", agregó.

Por su parte, la firma brasileña Quantum, que hasta el momento ensambla sus teléfonos en la compañía Famar Fueguina, comprada recientemente por Mirgor, también tiene planes de expansión en el país. La empresa, que compite en el segmento de precios menores a los 15.000 pesos, lanzará el martes próximo nuevos modelos de producción local.

La marca china Alcatel ensambla sus equipos en Radio Victoria. En mayo presentó sus líneas 3H y 5H, dos equipos de gran rendimiento, con muy buenas cámaras y pantallas, a un precio de $22.999 para el primero y de $28.999 para el segundo. Además, apuestan fuerte al 1V Plus, su modelo más vendido en el primer trimestre a un valor de 19.999 pesos. Según aseguran en la industria, hoy los valores de los smartphones ensamblados en el país son más baratos que en el exterior.

Otra compañía de China que tiene como socio a Radio Victoria es TCL, famosa por sus televisores pero que busca crecer en el segmento de los móviles. Por ahora, allí ensamblan el smartphone TCL L9S, con reconocimiento facial y lector de huella dactilar.

Escenario futuro

 

El año pasado, la producción de las empresas que están, en su mayoría en Río Grande, cayó hasta las 6,5 millones de unidades. Sin embargo, fuentes del sector aseguran que en 2021 la demanda comienza a recuperarse. No obstante, la industria todavía no puede reaccionar a ese rebote debido a que hay faltante de chips, pantallas y memorias y también hay inconvenientes logísticos por las restricciones de movilidad en rutas y la poca cantidad de vuelos.