Dos empresas invirtieron USD10 millones para tender una red de fibra óptica alternativa a la existente entre Buenos Aires y la estación de cables submarinos que conecta a la Argentina con el resto del mundo, ubicada en la localidad bonarense de Las Toninas.

Las compañías de telecomunicaciones Silica Networks, del grupo Datco, y Metrotel, anunciaron la finalización de la obra que incluyó la construcción, tendido e iluminación de la fibra en una extensión de 450 kilómetros.

"La ruta construida tiene como rasgo saliente que es totalmente disjunta de las trazas de las fibras existentes, evitando los SPOFs (Single Point of Failure)", indicaron las empresas en un comunicado.

Al tener un trazado distinto al que actualmente usan los distribuidores mayoristas de internet en el país, han conformado "una opción de alto valor para operadores y compañías que requieren asegurar la continuidad de servicios", indicaron las empresas en un comunicado.

El nuevo tendido comienza en la localidad de El Talar de Pacheco, en el Partido de Tigre, y desde allí tiene un recorrido diferente a los de todas las otras redes de fibra óptica, "al no superponer la traza con la de las otras redes existentes, el tendido evita tener SPOFs (Single Point of Failure) ante eventuales cortes y contingencias que puedan afectar la conectividad internacional del país".

"La nueva traza fue diseñada especialmente para mejorar radicalmente la conectividad y el acceso a Internet a través de fibra óptica en las localidades por las que pasa el tendido de red, como Domselaar, Coronel Brandsen, Jeppener, Altamirano, Chascomús, Dolores, General Lavalle, General Conesa, Las Toninas y ciudades aledañas", aseguraron las compañías.

Al respecto, el CEO del Grupo Datco, Horacio Martinez, remarcó la importancia de "abrir fibra en las localidades por las que pasa la red, para romper la lógica que se ha dado históricamente con los gasoductos o líneas de alta tensión, que pasan por muchísimos pueblos y ciudades en los que no hay gas de red o provisión de energía eléctrica".

Mencionó los casos de General Lavalle y General Conesa, "localidades que a pesar de estar a la vera de la ruta por donde pasa la fibra óptica desde 1999, no contaban hasta ahora con conectividad de alta capacidad".

Por su parte el CEO de Metrotel, Hernán Ballve, remarcó el valor de la "actualización de infraestructura", y que esta inversión "implica una mejora en conectividad y tecnología para todos los usuarios ya que tiene como resultado una red más moderna".

Silica provee infraestructura, mantenimiento y servicios de conectividad y transporte sobre fibra óptica, uniendo las principales ciudades de Argentina Chile y Brasil. Su anillo de fibra de más de 13.000 kilómetros se conecta con los cables trasatlánticos en ambos márgenes del continente. Metrotel cuenta con una red de fibra óptica de alta velocidad propia de 3.600 kilómetros.