En Arsat no sólo despegan satélites. La búsqueda por reducir la desigualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la administración nacional como política pública en los últimos años logró que, en la empresa estatal que llevó la tecnología argentina al espacio, también despegue la equidad de género: en los últimos meses se incorporó la primera directora mujer, que dio inicio a una serie de programas que avanzan en el camino de romper barreras y acortar brechas.

Anabel Cisneros es ingeniera en telecomunicaciones. En enero de 2020 se convirtió en la primera mujer en la historia de Arsat -que existe desde 2006- en unirse al directorio, que se completa con sus colegas Facundo Leal y Marcelo Tesoro. Es, además, directora en la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y presidió el capítulo argentino de la organización mundial sin fines de lucro Internet Society. Integró el Grupo de Investigación y Desarrollo Aplicado a las Telecomunicaciones (Gidat), y fue directora de Asuntos Internacionales de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic).

En diálogo con BAE Negocios, Cisneros celebró que la lucha por derribar barreras de acceso y lograr la igualdad de género sea "una política de Estado que se enfoca en los derechos de las mujeres y diversidades, para trabajar en mejorar las condiciones de desigualdad y combatir las violencias".

Desde que Cisneros se sumó al directorio de Arsat se lanzaron dos proyectos dedicados a lograr la equidad, tanto al interior de la empresa como en el sector: en agosto de 2020 se presentó el Programa de Género y Tecnología de Arsat, a cargo de la ingeniera, que nació como una forma de agrupar acciones y actividades que surgieron por iniciativa de las trabajadoras de la empresa para consolidar y generar nuevas propuestas y alianzas estratégicas que contribuyan a achicar la brecha de género.

Las funcionarias durante la presentación del Centro G+T

El 6 de abril de este año Arsat, junto con la Secretaría de Innovación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, presentó el nuevo Centro de Géneros en Tecnología (G+T), con la particularidad de que establece alianzas con empresas privadas del sector de tecnologías de la información y la comunicación (TIC): Amazon Web Service, Claro, Facebook, Globant, Google, Microsoft , Nokia, Telecom, Telefónica y Huawei, entre otras.

La asociación público-privada del Centro G+T llevará a cabo acciones y programas que fomenten la perspectiva de géneros en las TIC, la equidad, el empoderamiento y la generación de derechos, a través de charlas, cursos de capacitación y espacios de interacción, que promoverán la inserción y la formación de mujeres y disidencias en el sector de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

— ¿Qué objetivos tiene el Centro G+T?
— El Centro es creado bajo la órbita de la Secretaría de Innovación Pública como una alianza público-privada, que reúne en una misma mesa de trabajo a organismos de la administración pública comprometidos con la temática, Arsat y empresas del sector TIC.
Como principal misión pensamos en  la aglutinación de acciones y programas que fomenten la perspectiva de género en las TIC con una visión federal. Lo que buscamos con estas acciones es generar impacto sobre la asequibilidad, la productividad laboral futura y complementar políticas públicas que impulsen y aporten a mejorar oportunidades para las mujeres y disidencias en el sector STEM. Se generarán capacitaciones, certificaciones, cursos e iniciativas con perspectiva de género destinada a mujeres y disidencias de todos los estratos sociales y para todo el país.

— ¿Cuál es el rol de las empresas privadas que colaboran? ¿Por qué las eligieron?
— Creemos que para  llevar a cabo la transformación individual y colectiva hacia la igualdad de género en el sector TIC debemos trabajar sobre la inspiración, la visibilización, la concientización, el aprendizaje y el empoderamiento para la construcción del conocimiento y el desarrollo de habilidades específicas.
El rol de cada una de las partes que forman esta mesa de trabajo está basado en el aporte que pueden sumar desde sus propios programas, por eso nos propusimos en un entorno de colaboración mutua construir este espacio de trabajo para diseñar e implementar acciones en conjunto. 

— ¿Cómo surgió el programa de Género de Arsat?
— El Programa de Género en ARSAT se creó a mediados del año pasado, con el objetivo de  promover acciones  y políticas internas que fomenten la inserción y promoción de las mujeres y disidencias, como así también visibilizar nuevas referentes del sector tecnológico.

— ¿Cómo se implementa el programa dentro de la empresa?
Trabajamos sobre 3 ejes fundamentales que nos guían a la hora de pensar e implementar iniciativas: Conocernos, Actuar e Inspirar. En cada eje buscamos generar espacios de intercambio, para conocernos, compartir experiencias y conocer las necesidades de cada persona, de esa manera podemos llevar adelante capacitaciones internas a la empresa,  y también actividades y eventos  para visibilizar y transformar realidades. Para llegar a este último punto nos parece importante el trabajo que podamos hacer y el conocimiento que podamos aportar a futuras generaciones por eso buscamos promocionar visiones y experiencias de mujeres profesionales que sirvan de inspiración a niñas y jóvenes.

—¿Cómo ves la participación de mujeres y personas LGBT+ en ciencia y tecnología a nivel general, y en Arsat en particular?
— 
Sabemos que existen estereotipos visibles desde la infancia que condicionan el ingreso de las mujeres y personas LGBTI+  a algunas industrias y áreas, tales como las que pertenecen al sector STEM. A nivel general celebro que en nuestro país el abordaje de esta temática sea una política de estado que se enfoca en los derechos de las mujeres y diversidades, para trabajar en mejorar las condiciones de desigualdad y combatir las violencias. Actualmente en Arsat, a través del Programa de Género, estamos trabajando en conjunto con el equipo del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad y el sector gremial para llevar adelante acciones hacia adentro de la empresa en pos de achicar la brecha de géneros.

La situación de las mujeres en tecnología hoy

En América Latina, las mujeres representan el 31% de las personas con títulos profesionales en formación científica y tecnológica, y sólo integran un 22% de las personas que trabajan en STEM (es decir, las disciplinas vinculadas a ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), de acuerdo a los últimos datos de las encuestas de Gender Scan, una organización francesa que busca identificar la desigualdad de género en el sector. Sobre cuántas de ellas son trans, o cuántas personas no binarias o varones trans hay entre todos los profesionales del rubro, no hay ningún dato disponible.

La composición de género en Arsat refleja una situación de desequilibrio que se da en todo el mundo, a pesar de los avances. "Las mujeres abocadas a la industria aeroespacial y con puestos técnicos y jerárquicos eran tan escasas que, años atrás, se contaban con los dedos de la mano. Hoy, mejoró un poco el porcentaje, pero no lo suficiente. En la gerencia de servicios espaciales de Arsat, solo trabajan 7 mujeres (5% del total de mujeres en Arsat) contra 74 hombres (14% del total de hombres en Arsat)", describió en una entrevista  publicada en Nuestras Voces en octubre pasado.

Más notas de

Martina Jaureguy

Una periodista de 23 años murió por Covid: tristeza y dolor en Lomas de Zamora

Una periodista de 23 años murió por Covid: tristeza y dolor en Lomas de Zamora

Femicidios en pandemia: redes, presupuesto y deconstrucción para combatir la violencia

Las llamadas a la línea 144 se dispararon a partir de abril de 2020, con la cuarentena

Publicidad: qué pueden hacer las empresas con la pesada mochila de los estereotipos masculinos en los más chicos

"Sin Mochilas" es uno de los spots que buscan desterrar los mandatos de masculinidad

En Arsat también despega la equidad de género

Anabel Cisneros en el centro. A la derecha, la ministra de las Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta, y a la izquierda Micaela Sánchez Malcolm, secretaria de Innovación Pública

Diversidad de género en ciencia y tecnología, ¿el motor de la recuperación post-Covid?

En Argentina, sólo 16% de las personas inscriptas en carreras de Informática son mujeres

Comenzó a pagarse el programa Acompañar para casos de violencia de género: ¿Cómo cobrarlo?

Anses y Potenciar Trabajo cumplen roles fundamentales para el programa Acompañar

Cómo cambió el interés de los argentinos sobre la cuarentena y el coronavirus, según sus búsquedas de Google

Google muestra cómo crece la popularidad de un tema y permite reflejar dudas, miedos y preocupaciones

Día de la Mujer 2021: las once promesas de Alberto Fernández en materia de género

Alberto Fernández y Elizabeth Gómez Alcorta durante su jura como ministra

Mujeres al mando: Las estrategias de los comedores para sostener la asistencia alimentaria

A raíz de los aumentos, algunos voluntarios de comedores comenzaron a comprar carne con su Tarjeta Alimentar

Comedores y merenderos en crisis: sin IFE, piden que aumente el rango de edad de la Tarjeta Alimentar

En los 2.300 comedores de Barrios de Pie, la gran mayoría de las voluntarias son mujeres