La caída de la actividad industrial golpea con fuerza a los diferentes parques que concentran fábricas de diversos sectores. En los últimos meses, se ha detectado una mayor vacancia en muchos de estos lugares que, como consecuencia, comienza a repercutir en los precios de compra y alquiler.

Durante la primera mitad del año, un etapa cruzada mayormente por la pandemia, los valores de los terrenos en predios industriales, mostraron una tendencia a la baja. No obstante, la zona norte del Gran Buenos Aires marcó la excepción ya que allí, por el momento, se mantienen estables.

Según un relevamiento realizado por el grupo Colliers en 17 parques industriales del GBA y Provincia de Buenos Aires, la zona Sur presentó el mayor descenso, casi un 30,4% interanual, y un valor promedio de USD81,63 por metro cuadrado. Por su parte, el sector Oeste mantiene la menor oferta del mercado y cerró con valores de USD63,71 por m2, acusando un descenso del 9,66% con respecto al segundo semestre de 2019.

En la zona Norte se da otro panorama, ya que es la más buscada por las empresas por su infraestructura y accesos. "El precio promedio se ubicó en USD106,82, dentro de un rango que va desde USD22 hasta USD186, destacándose el Parque Industrial de Tigre con la cifra más alta de la zona. En general, se incrementó la brecha de precios entre las distintas áreas del Gran Buenos Aires", indicó Colliers.

En cuanto a la disponibilidad en el mercado de naves industriales para alquiler dentro de Parques Industriales fue de 389.024 metros cuadrados, lo que representa un aumento del 15,9% con respecto al segundo semestre del año pasado. Por otra parte, los valores promedio del mercado se ubicaron en USD3,95 por metros cuadrado y registra una baja interanual del 11,9 por ciento.

Con respecto a esta notable caída de los precios de venta y alquiler, Adolfo Curi, Director del Grupo Posadas, le explicó a BAE Negocios que "los valores están en precios históricamente bajos. Se necesitará una recuperación económica fuerte post pandemia para estabilizarlos".

Disponibilidad

En la actualidad, los parques de Sur tienen 111.226 metros cuadrados de naves industriales para alquiler a un promedio de USD3,8 el m2, una caída de 8,9% en comparación con el semestre anterior. El Oeste continúa siendo la zona con menos metros cuadrados disponibles (25.440), tan solo el 6,5% de la oferta total del mercado, y un valor promedio de USD3,8.

En el Norte se observa un comportamiento similar al año anterior: concentra el 64,9% de los metros ofertados, con 252.358 m2 disponibles. La zona promedió un valor de USD3,33 y la mayor disminución de precio del mercado (11,5%).

Más notas de

Gustavo Grimaldi

El fabricante local de pinturas que nació en 2001 y, en plena pandemia, estrena planta y suma personal

La demanda de revestimientos y pinturas viene creciendo

Cresud vende un frigorífico por 10 millones de dólares

Se vuelve a abrir el mercado mexicano para los frigoríficos locales

Inversión inmobiliaria: emprendedora argentina propone comprar un inmueble en EE.UU. o Suiza con sólo 1.000 dólares

Sofia Gancedo tiene como referente del sector a Eduardo Costantini

Cerró Monte Olivia, la emblemática heladería de Villa Devoto

Monte Olivia se ubica en una de las esquinas mejor cotizadas de Devoto

Emegé: una histórica fabricante de calefones que busca resucitar con nuevos dueños

Emegé busca resucitar con nuevos dueños

Fábrica cerrada: la cementera Holcim concentrará su producción en una sola planta

Fábrica cerrada: la cementera Holcim concentrará su producción en una sola planta

Cepo al dólar: boom de desarrollos inmobiliarios financiados en pesos

San Eliseo, un proyecto que se relanzó en plena pandemia

Barrios con tecnología de la NASA en el oeste del Gran Buenos Aires

Los barrios son desarrollados con un plan integral de sustentabilidad y autonomía energética

Los hermanos que apuestan al negocio del transporte público en plena pandemia

Eduardo y Javier Zbikoski (izquierda y centro) dirigen el grupo empresario

La temporada de verano es una de las más flojas de la historia

La temporada de verano es una de las más flojas de la historia