A pedido de Estados Unidos, Meng Wanzhou, directora financiera de la marca china de móviles y telecomunicaciones  Huawei e hija del director y fundador de la compañía, fue detenida en Canadá por violar presuntamente las sanciones del país norteamericano sobre Irán, según consigna el diario El País.

El arresto ocurrió el 1 de diciembre en medio de la tregua en la guerra comercial entre Estados Unidos y China y amenaza con romper este reciente acuerdo pactado en Buenos Aires durante la cumbre del G20. El Gobierno chino pidió su inmediata liberación y el esclarecimiento de los motivos que la mantienen cautiva mientras que desde Washington está solicitada su extradición pero por secreto judicial, aún no se conocen detalles.

Los mercados, por su parte, se sacudieron por la detención de Meng. Luego de que Canadá hiciera pública la noticia, Hong Kong cayó un 2,5% y las acciones en Tokio cerraron con una baja de 1,9%.

En tanto, los mercados en Shangai se desplomaron un 1,7%, mientras que los futuros de las acciones estadounidenses apuntaban a una baja de más del 1%. Los principales índices en Europa cayeron alrededor de 1% y 1,5% durante la mañana.

Estados Unidos, entre otros estados, manifestó en los últimos meses su "preocupación" por la información que podría obtener Chinaa través de los productos y servicios de Huawei poniendo así en peligro la seguridad nacional norteamericana. La empresa radicada en Pekin negó en reiteradas oportunidades las acusaciones y optó por mantener distancia del tema

La empresa Huawei, por su parte, desconoció cualquier posible "delito" por parte de Meng, afirmó cumplir todas las leyes aplicables en los países en los que opera y aseguró haber recibido "muy poca información sobre las acusaciones". La compañía china se posiciona como la mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo al superar a Apple en el segundo trimestre del año.