Estados Unidos oficializó ayer la imposición de un arancel del 72% contra el biodiésel argentino, por lo que los productores locales quedaron prácticamente sin posibilidades de exportar a ese país por la inconveniencia.

Con la confirmación en el Boletín Oficial, los aranceles para el combustible argentino en base a aceite de soja se ubicarán en un rango de entre 71,45 por ciento y un 72,28 por ciento.

"El Departamento de Comercio determinó que la Argentina está otorgando subsidios injustos a sus productores de biodiésel", aseguró en su momento su titular Wilbur Ross.