La japonesa Takeda Pharmaceutical acordó comprar TiGenix, un fabricante belga de terapias de células madre que trabaja en un tratamiento para la enfermedad de Crohn, por 520 millones de euros (u$s627 millones) a fin de fortalecer su posición en medicina gastrointestinal.

La adquisición se produce casi un año después de que Takeda anunciara la compra de la biotecnológica estadounidense Ariad Pharmaceuticals por u$s4.660 millones y responde al objetivo del máximo responsable, Christophe Weber, de expandir la compañía fuera de Japón y centrarse en terapias especializadas más rentables.