Los fabricantes de ladrillos aseguran que las primeras señales positivas llegaron luego de las PASO de agosto. Un caso emblemático es el de Unicer, un grupo que engloba a productores locales de ladrillos cerámicos. En ese mes produjeron 167.900 toneladas, un 17% más que en julio y los despachos crecieron en una proporción similar.

Estas cifras concuerdan con el último Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), elaborado por el Indec, que asegura que, en agosto, la venta de ladrillos huecos aumentó un 9,5% en términos interanuales. A su vez, también está en sintonía con las cifras del Índice Construya, que asegura que el despacho de materiales para la construcción creció un 24,3% respecto al mismo mes de 2016.

Las empresas del sector están dispuestas a aprovechar ese viento de cola. “Estamos planeando la ampliación de nuestras plantas productivas de Cerámica Rosario, Cerámica Fanelli La Plata, y Later Cer Pilar, como también la actualización de las mismas con nuevas maquinarias de alto rendimiento que permitirán crecer en cantidad y en el desarrollo de nuevos productos. La inversión estimada será de u$s30 millones”, explica a BAE Negocios, Angel Di Benedetto, Director de Unicer.

Largo camino
Más allá de que en el último cuatrimestre la producción de las empresas del grupo crecieron 12%, hasta las 647.000 toneladas, todavía tienen una capacidad ociosa importante. En la actualidad, promedia un 29%, alcanzando picos del 45 por ciento. “Esto nos obliga a ser eficientes en los análisis de los costos y a hacer todo lo posible para incrementar las ventas. De todas formas, el crecimiento de la inversión pública y privada en vivienda, acompañado del histórico desempeño de los créditos hipotecarios, nos da la esperanza de estabilizar la producción a nuestras posibilidades”, asegura el ejecutivo, de cara a lo que se viene en 2018.

Por otra parte, las empresas también tendrán que reacomodar sus números. Es que durante el último año, cuando el mercado aún no entregaba certezas, se vieron obligados a no retocar los precios y a perder rentabilidad. Ahora, con un horizonte algo más claro, seguramente van a rever su política de precios y su estrategia de costos.

  • Construir cuesta un 26% más

El costo de la construcción aumentó en octubre un 0,8 por ciento. Este resultado surge como consecuencia del alza de 1,6% en ‘Materiales’; de 0,4% en ‘Mano de obra’ y de 0,3% en ‘Gastos generales’.

En los primeros diez meses de 2017, el costo de la construcción acumula una suba de 23%, mientras que respecto a octubre de 2016 el incremento es de 25,8%. Los mayores aumentos se dieron en ‘Carpintería metálica y herrería’ (1,8%); ‘Instalación de gas’ (1,5%) e ‘Instalación eléctrica’ (1,4%).

El Indec también difundió la evolución de los precios mayoristas, que registraron una suba de 1,5% en octubre respecto del mes anterior. Este aumento se explica como consecuencia de la suba de 1,5% en los productos nacionales y de 1,4% en los importados.

Asimismo, el índice de precios al productor aumentó 1,6%, como consecuencia de la suba de 1,7% en los primarios y de 1,6% en los manufacturados.