Una de las mayores preocupaciones del coronavirus, que ya se cobró más de 18.700 vidas en todo el mundo (en Argentina hay más de 800 infectados), es el colapso de los sistemas de salud ante un contagio masivo que haga imposible la demanda de atención de toda la población. Los especialistas estiman que en el país (contabilizando al sector público y privado) existen unas 1.000 camas de terapia intensiva y no todas poseen algún tipo de dispositivo de respiración asistida.

En el mundo son pocos los países donde se producen respiradores artificiales. En Sudamérica hay cinco empresas fabricantes y dos de ellas están en Argentina, exactamente en la provincia de Córdoba: Leistung y Tecme. El coronavirus les dio visibilidad porque tuvieron que aumentar considerablemente su producción para que los pacientes con insuficiencia respiratoria puedan ser asistidos.

Leistung es una compañía que tiene 35 años en el mercado y la gerencia general está en manos de Silvina Grasso, segunda generación en la empresa. Cuenta con una planta en Córdoba (en barrio los Boulevares) y otra cerca de Curitiba en Brasil. En las dos produce máquinas de anestesia, respiradores de terapia intensiva y respiradores de transporte (para ambulancias, por ejemplo, y cuya demanda también se incrementa día a día por la pandemia), pero en Córdoba tiene un equipo de ingenieros de diferentes especialidades que se encargan de la Investigación y Desarrollo.

Fabrican unos 300 respiradores artificiales por año (con una buena organización pueden elaborar un par en un día) y el 30% lo exportan a países de América latina. Un respirador Laistung cuesta USD 10.000 aproximadamente. La empresa buscará triplicar su producción durante lo que queda de marzo, abril, mayo y junio para lograr abastecer solamente al mercado interno y ya cancelaron las exportaciones hasta nuevo aviso.

El otro jugador local es Tecme. Esta empresa surgió en los años '60 de la mano de la familia Mañá. Tiene su casa matriz en Córdoba y una planta en el exterior, más precisamente en Atlanta, Estados Unidos. En ambas elabora respiradores mecánicos en tres versiones: adulto, pediátrico y neonatal; adulto y pediátrico; y exclusivamente neonatal. La compañía suele exportar el 80% de sus productos y el 20% restante de lo fabricado lo comercializa en el mercado argentino, pero por el coronavirus buscarán aumentar la producción al 300% para satisfacer sólo la demanda local. La compañía cuenta con una integración vertical importante por lo que requiere de ciertos insumos para la fabricación de sus respiradores, que cuestan aproximadamente unos USD20.000 según el modelo.