La planta rosarina de la empresa Electrolux despidió este año a más de 50 trabajadores. En la última tanda, los empleados recurrieron a la Justicia que les dio la razón y obligó a la compañía a reincorporar a siete, en los próximos cinco días.

El Juzgado Nacional de primera instancia del Trabajo Nº 74 resolvió "hacer lugar a la medida cautelar solicitada" por los empleados echados y "decretar la suspensión de los efectos del despido".

La medida ordena la reincorporación de los cesanteados y aclara que debe concretarse "con el pago de haberes y en las condiciones de trabajo en las cuales se desempeñaban antes de sus despidos de la empresa Frimetal (que pertenece a Electrolux) y hasta tanto recaiga sentencia definitiva en la acción de fondo".

"El fallo no dice que los despidos son ilegales y están fuera del Proceso Preventivo de crisis, que es sumamente dudoso porque fue firmado a horas de que nos despidan (no se puede echar en esa circunstancia de negociación con el Ministerio de Trabajo)", dijo el trabajador reincorporado Lucas Tondo.