Fiat Chrysler Automobiles y Peugeot PSA concordaron la modificación de algunos de los términos del acuerdo de fusión 50/50 para la creación de Stellantis, el cuarto fabricante de automóviles más grande del mundo por sus cifras de producción.

Ambas partes aceptaron las modificaciones teniendo en cuenta el impacto sobre la liquidez de la crisis sanitaria del Covid-19 en la industria automotriz, preservando el valor económico y el equilibrio fundamental del acuerdo de fusión original.

Las modificaciones han sido aprobadas por unanimidad en los Consejos de ambas empresas y con un fuerte apoyo de sus principales accionistas. Se reafirmó el compromiso de EXOR, Grupo de la familia Peugeot; de Bpifrance y de Dongfeng Motor Group (DFG).

Más específicamente, el dividendo especial a distribuir por FCA a sus accionistas antes del closing se fijó en 2.900 millones de euros (anteriormente 5.500 millones de euros), mientras que el 46% de las acciones de Groupe PSA en Faurecia se distribuirán al conjunto de los accionistas de Stellantis inmediatamente después del closing y una vez aprobado por parte del Consejo de Administración de Stellantis y de sus accionistas.

Como resultado de dichas modificaciones, los respectivos accionistas de FCA y de Groupe PSA recibirán el equivalente al 23% del capital de Faurecia (capitalización de 5.867 millones de euros al cierre del mercado en 14 de septiembre de 2020), mientras que su participación 50/50 en Stellantis, grupo que dispondrá de 2.600 millones de euros de liquidez suplementaria en su balance, se mantendrá inalterada.