Fiat Chrysler USA, algunos conductores de sus camionetas a diésel Dodge y los reguladores se reunirán en enero para analizar un posible acuerdo destinado a resolver una demanda colectiva que acusa a la automotriz de manipular los motores para falsear sus niveles de emisiones.

Fiat y los abogados de los conductores, que representan a 150.000 compradores de las camionetas, intercambiaron las condiciones preliminares del acuerdo en San Francisco antes de una audiencia judicial de dos horas.