El comercio online global crecerá entre 18% y 30% durante la temporada de la fiestas de fin de año, según proyecciones internacionales. De cumplirse estas estimaciones, las ventas digitales movilizarían U$S 940.000 millones en todo el planeta.

 

La Navidad se convierte en una oportunidad única para que las pymes mejoren sus números del 2020. Como es lógico, podrán hacerlo siempre y cuando cuenten con un buen ecommerce.

 

Tradicionalmente, la gente prefería realizar sus compras navideñas en las tiendas. Pero todo cambió con el Covid-19. “Por eso, en Internet,  registraban un volumen discreto; sobre todo, en la Argentina. En la Argentina serán menores a las del resto del mundo. Sin embargo, registrará también records”, comentó Guillermo D’ Andrea, director del Centro de Liderazgo en Mercados y Retail de la Universidad Austral.

 

Ventas y marketplace 

 

La consultora KPMG realizó un estudio sobre el tema en doce mercados. Prevé que, para esas fechas, el ecommerce se duplicará respecto a 2019. Aunque detectó que muchas empresas no poseen aún ni la logística o la capacidad de atención al clientes para responder a los picos de esa demanda.

 

Muchos consumidores adelantaron sus compras para Navidad. “Esto explicará los aumentos de esas operaciones a fines de noviembre y principios de diciembre. Inclusive, muchas marcas lanzaron ofertas navideñas en el último Black Friday”, señaló Victoria Blazevic, Branda & Communication Manager de TiendaNube.

 

Ebay reveló que los presentes para estas fiestas se empezaron a adquirir antes porque los usuarios aprovecharon las promociones. En Europa, 10% de las transacciones de las cyberweeks de octubre eran regalos para las fiestas.

 

 

Cuánto se gastará para Navidad

 

Sin duda, esta Navidad será otra prueba de fuego para las pymes en el 2020. Para salir airosas deberán rever y agilizar muchos de sus estructuras. Para empezar, es crucial conocer bien a su cliente potencial actual. Debido al Covid-19, los compradores serán – dicen- más conscientes de su presupuesto. Moderarán sus gatos navideños. Este comportamiento sería consecuencia de que gran parte de esas transacciones serán por Internet.

 

Un dato interesante es que, a la hora de decidir, los clientes priorizarán: la disponibilidad, el envío y los plazos de entrega. Pesará también el mensaje y el canal utilizado para comunicarse.

 

“Siempre es importante recordar que si su producto es para gente joven debe anunciarlo en Instragram. En cambio, los centennials se concentran más en Tik Tok. Mientras, los mayores de 45 años usan Facebook”, explicó Gustavo Sambucetti, director Institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) 

 

Asimismo, ante las medidas de control y prevención de la pandemia, muchas personas seguirán comprando en las tiendas de cercanía. “En este contexto, se debe vincular el comercio online y offline. Esto se logra, por ejemplo,  con anuncios geolocalizados. Al mismo tiempo ofreciendo el retiro en el local”, puntualizó la ejecutiva de TiendaNube.

 

Tampoco las pymes pueden perder de vista que el gasto promedio será más bajo respecto a otro años. “En líneas generales, el consumo no viene muy entonado. La gente no está muy optimista. Sus bolsillos no están tan llenos. Es muy posible que la Navidad sea discreta”, reconoció Guillermo D’ Andrea. Por este motivo, muchos optarán por los descuentos y el envío gratis.

 

Buscadores, experiencia de usuario y bots

 

Un detalle interesante es que muchos buscarán ideas para regalos en Internet.

Integral Ad Science (IAS), compañía de verificación de campañas digitales en Europa, indicó que las principales fuentes usadas por los usuarios para encontrar los presentes son las búsquedas en plataformas de ecommerce y los sitos de las empresas (44%), las ofertas (41%) y videos de contenidos en webs como Youtube (26%).

    

“Por esas causas, los buscadores siguen siendo el medio más efectivo para las ventas más en las épocas que se la gente averigua precios. Es aconsejable también estar presente en los marketplaces o las tiendas de bancos.  Estos son buenos canales para operar. No es preciso invertir en publicidad, solo pagas el porcentaje de venta (entre 15 y 20%) si se efectiviza una compra”, precisó Sambucetti.

 

Ante este escenario, el sitio de la pyme juega un rol importante. “En lo comunicacional, ya deberían estar trabajando con diseños o banners que hagan referencia a las fiestas. De esta forma “se avisa”  cuán próxima está la Navidad”, indicó Victoria Blazevic.

 

Las firmas minoristas pueden recurrir a asistentes como los chatbot. Estos favorecen responden de modo automático las preguntas más frecuentes. De acuerdo a Saleforce, el auxilio de estos robots aumenta 30% la probabilidad de concreción de la compra. Igualmente la descripción, la disponibilidad, la devolución, el envío y el plazo de entrega son prioritarios para los usuarios.

 

Las páginas de los comercios pequeños deben brindar reseñas detalladas y claras de sus productos. En lo posible, presentar también videos. “Las descripciones son importantes por dos motivos. El primero, para orientar bien a las personas. El segundo, si la web ofrece mucho contenido se posiciones mejor en los buscadores”, esclareció el ejecutivo de CACE.

 

Estrategias para mejorar las ventas online

 

Todos los analistas coinciden en que las compañías con ecommerce y retiro en el local podrán aumentar 90% sus ingresas en línea este fin de año. “El recoger en la tienda física proporciona dos ventajas. Por un lado se ahorra en delivery. Por el otro puede ser que el cliente “se tiende” con algo adicional al ir al comercio. Esta metodología es, por ejemplo, utilizada desde hace tiempo por Zara”, afirmó el director de la Universidad Austral.  

 

  • WhatsApp. Los comercios pequeños pueden acelerar su servicio operando por whatsapp. Este canal es muy popular entre la gente. Incluso, lo emplean quienes no transan en Internet.
  • Cambios y devoluciones. Muy posiblemente los cambios representen 30% de las compras navideñas del planeta. Los chatbots ayudan a disminuir este problema. Sucede lo mismo cuando se posee una clara y visible política de devoluciones.
  • Categorías. Se espera que los cambios de comportamiento de consumo nacidos de la pandemia se mantengan vigentes a la hora de elegir estos regalos. Así, las categorías con mayor demanda serían belleza, electrodomésticos, juegos, muebles, decoración del hogar, productos de fitnes, artículos para el jardín, juguetes, artículos de bricolaje y prendas deportivas.