Para amortiguar un nuevo golpe a la competitividad de las pymes industriales, la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (Cadieel) pedirá en las próximas horas al ministro de Producción, Dante Sica, que revea la baja de aranceles establecida en los decretos 864/18 y 847/18, que favorece la importación de productos y que tiene efecto en la actividad y el empleo.

De acuerdo con Cadieel, los decretos "impactan fuertemente en los sectores de electrónica, iluminación pública y energías renovables", y la modificación de los Derechos de Importación Extrazona (D.I.E.) destruyen la actividad local. Se argumenta desde la entidad "la existencia de fabricación nacional de los productos alcanzados y como forma de proteger la competitividad y el mercado para las empresas argentinas, que en los últimos años invirtieron fuertes sumas en innovación y bienes de capital".

El pedido incluye al Decreto 847/18 para las luminarias de alumbrado público, donde la rebaja fue del 35% al 18%; y el Decreto 864/18 de bienes de informática y telecomunicaciones (BIT) que rebaja a 0% los aranceles para una serie de productos. Ambas normativas generan perjuicios en compañías del sector iluminación, electrónica de manera transversal y energías renovables (en particular en paneles solares).

En efecto, la rebaja de aranceles de derechos de importación extrazona a "0%" del decreto 864/18 de productos que se fabrican en el país provoca desventajas en las condiciones de competitividad y productividad, contribuyendo a la disminución del empleo e inversión productiva y a la competencia desleal de precios en el mercado local, afirma Cadieel. Además, produce la caída en el nivel de exportaciones que en algunos casos llegaba al 35% de la fabricación total anual. Los bienes afectados son exportados a diferentes mercados tales como Bolivia, Brasil, Chile, España, Francia, Paraguay, Perú, Reino Unido y Uruguay.

"En reuniones recientes, Sica se ha reído de nosotros y nos ha contestado que como se dice en Brasil, infelizmente nos toca vivir la apertura importadora", dijeron empresas nucleadas en Cadieel. Asimismo, fuentes de la entidad plantearon los negocios que hay detrás de la luminaria por ejemplo. "Algunas de estas medidas estaban escritas desde febrero", señalaron.

En el caso del decreto 847/18, la baja de protección impacta fuertemente en el segmento de Iluminación Pública en el cual 20 empresas nacionales y 5 extranjeras invirtieron alrededor de U$S 60 millones en los últimos 5 años creando puestos de calidad con derrame hacia sectores vinculados como acero, aluminio, pintura, máquinas y herramientas, electrónica y logística.

Cadieel reúne a la producción de bienes que contengan elementos o partes mecánicas, eléctricas o electrónicas; de elementos o partes para software; productoras e integradoras de hardware o sistemas de software para plantas. Emplea a más de 60.300 trabajadores de alta calificación técnico-profesional y se exportan productos tecnológicos de alto valor agregado a más de 60 países en los cinco continentes.