Un vuelo que partió desde Bariloche hacia Mendoza el sábado, bajó en Córdoba y tuvo que dejar en tierra 2.000 kilos de equipaje debido “limitaciones técnicas”. Cerca de cien pasajeros llegaron a Mendoza, desde Bariloche, y tuvieron que quedarse lo que restaba del día con lo puesto. Es que a mitad de camino, debieron bajar gran parte del equipaje para poder llegar a destino. Al final, las valijas fueron transportadas por tierra en camiones.

A solo diez días de haber comenzado a operar regularmente, Flybondi volvió a mostrar una falla en el servicio, que se suma al aterrizaje de emergencia que debió realizar durante un viaje de prueba. Pablo Biró, secretario General de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (Ampla), aseguró que “el avión no tiene la certificación RVSM, que requiere una mayor precisión en el instrumental de la aeronave, con más controles; por lo que tiene que volar debajo de niveles óptimos de altitud por lo que consume más combustible y al comercializar a full el avión tiene que dejar valijas abajo”.