El fondo de inversión británico Permira sigue engordando su cartera de marcas. La empresa, propietaria también de la marca de calzado Dr Martens, ha acordado la compra de la firma de moda italiana Golden Goose por USD1.400 millones, según el portal WWD.

La compañía se ha adelantado a Advent, que también se había interesado por la marca y con quien llevaba compitiendo un año en las negociaciones. El objetivo es que la venta se cierre a mediados de febrero

Hasta ahora, Golden Goose estaba controlada por el fondo Carlyle Europe Buyout. La operación valora la empresa en catorce veces su resultado bruto de explotación (ebitda) previsto para 2019. La compañía no ha presentado todavía sus resultados del ejercicio 2019, pero prevé que su facturación alcance los USD300 millones, frente a los USD205 millones de 2018.

El ebitda se situará en USD90 millones, frente a los USD51 millones del año pasado. El plan del grupo a corto plazo pasa por alcanzar unas ventas de USD510 millones y un ebitda de USD160 millones en 2022.

La empresa está especializada en sneakers, que captan el 80% de su facturación, aunque en los últimos años ha diversificado con accesorios y colecciones de ropa. La compañía opera con 58 tiendas y está presente en 900 puntos de venta multimarca, que generan el 60% de las ventas. El canal online, por su parte, todavía tiene un peso menor pero se espera que alcance entre el 10% y el 15% de la facturación en dos o tres años.

La empresa, fundada por Alessandro Gallo y Francesca Rinaldo, pasó a manos de Ergon en 2015. Dos años después, Carlyle se hizo con el control de la compañía, que ha duplicado sus ingresos desde entonces.

Para Permira, la operación supone una renovada apuesta por el negocio de la moda, un sector en el que ha sido especialmente activo. El fondo fue accionista de Cortefiel hasta 2017, controló Valentino entre 2007 y 2012 y actualmente controla Dr Martens, aunque ya ha iniciado negociaciones para su venta.