Funcionarios municipales, vecinos, organizaciones sociales y referentes de la empresa Catedral Alta Patagonia retomaron ayer, en un clima de fuerte debate, la audiencia pública por la renovación contractual del Cerro Catedral, en la ciudad de Bariloche.

El proyecto busca extender la concesión por treinta años, pese a que faltan aún ocho para su vencimiento y las organizaciones denuncian que Capsa (Catedral Alta Patagonia) pretende realizar un proyecto de desarrollo urbano incumpliendo las normas de la carta orgánica y sin un estudio de Impacto Ambiental.