La unidad surcoreana de General Motors planea recortar 5.000 puestos de trabajo, o alrededor del 30% de su fuerza laboral, pero mantendrá la producción estable si Seúl acepta su plan de inversiones por u$s2.800 millones para la deficitiaria operación, según un documento observado por la agencia Reuters.

El fabricante estadounidense de automóviles anunció el mes pasado que cerrará una fábrica en Gunsan, al suroeste de Seúl, y que estaba analizando el destino de sus otras tres plantas en ese país.