General Motors (GM) perdió u$s2.981 millones en el tercer trimestre del año, frente a los u$s2.773 millones de benefi cios del mismo período del 2016, debido al costo generado por la venta de sus operaciones en Europa, informó la compañía estadounidense.

GM afi rmó que en el tercer trimestre tuvo que asumir un cargo total de u$s5.400 millones por la venta de Opel/Vauxhall al grupo francés PSA, según publicó la agencia de noticias EFE. Sin contar estos costos, los resultados del trimestre arrojaron benefi cios por u$s115 millones, lo que aún sería 95,8% por debajo de los números del mismo período el año pasado.

En el tercer trimestre el fabricante automovilístico tuvo ingresos netos por u$s33.600 millones, 13,5% menos que hace un año, y las ganancias antes de intereses e impuestos (Ebitda) ajustado fueron por u$s2.523 millones, 31,1% menos que en 2016.

En los nueve primeros meses de 2017, los beneficios netos de GM se redujeron a u$s1.287 millones, con una caída del 83%, mientras que el Ebitda ajustado se situó en u$s9.759 millones, un 4,7% menos que en 2016. Mientras Norteamérica marcó una merma del 42,2% en ganancias antes de intereses e impuestos, en Sudamérica este ítem registró una mejora de u$s52 millones contra los u$s118 de pérdida del ejercicio anterior.

En el resto del mundo, excepto Europa, GM ganó u$s337 millones, con un aumento del 53,1%, mientras que la unidad financiera del grupo General Motors Financial aumentó sus beneficios a u$s310 millones.