Dirigentes y afiliados del sindicato de Gastronómicos y empresarios del sector marcharon este miércoles a la Plaza de Mayo en reclamo de la reapertura "inmediata" de restaurantes, bares y hoteles, con los protocolos correspondientes de prevención del coronavirus.

La marcha estuvo encabezada por el secretario general del gremio, Luis Barrionuevo, y el cotitular de la CGT, Carlos Acuña, mientras que participaron también empresarios gastronómicos y hoteleros, dos de las actividades más golpeadas por la parálisis comercial que derivó de la pademia.

"Somos más de 500 mil trabajadores que convergen en la gastronomía, hotelería y turismo y que estamos en un estado de desesperación total", sostuvo Barrionuevo desde la Plaza de Mayo, luego del cierre de establecimientos que está afectando al sector.

Los dirigentes de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA) entregaron un petitorio en la Casa Rosada, en reclamo de que se reabran "inmediatamente" los restaurantes y hoteles, bajo un protocolo de prevención de la Covid-19 que ya presentaron.

"Acá parece que si no sos infectólogo, la opinión tuya no vale nada. Estamos proponiendo volver con los protocolos que correspondan, respetando lo que haya que respetar, pero trabajando", dijo a los periodistas Acuña, el dirigente de la cúpula de la CGT aliado a Barrionuevo.

La actividad de restaurantes, bares y cafeterías viene tratando de sobrevivir con alternativas como el delivery y el take away, pero se calcula que esas vías de expendio representan alrededor del 20 por ciento de los ingresos que tenían antes de la pandemia, ya son los salones, que se mantienen cerrados desde el 20 de marzo, su principal entrada de dinero.

La situación de los hoteles es aún peor, ya que se encuentran en su mayoría cerrados desde hace cuatro meses y esa situación no parece que vaya a alterarse en medio de la suba de casos de Covid- 19 que atraviesa especialmente el AMBA.

Pese al reclamo, la reapertura restaurantes, cafeterías y hoteles no está contemplada aún en las seis etapas del plan gradual de la "nueva normalidad" que impulsa el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y menos aún figura en los planes del gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

Cerraron 1200 bares y restaurantes solo en la Ciudad

En ese marco, la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) reclamó al Gobierno de la Ciudad y a la Legislatura porteña sancionar una ley que declare en emergencia a ese sector, que lleva casi cuatro meses sin poder trabajar ni facturar con normalidad.

La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) informó que en mayo se perdieron 3.870 empresas en relación con febrero de este año, antes del inicio de la pandemia.

A su vez, esa entidad que reúne a los empresarios del sector indicó que se registraron 46.400 empleos menos en abril que en enero y proyectó que en todo este año se destruirán hasta 120.000 empleos registrados y casi 280.000 empleos totales.