La pandemia no perdona a nadie y el sector de los gimnasios, en su mayoría compuestos por empresas Pymes, no es la excepción. La cuarentena ha obligado a los 8.000 centros deportivos que hay en el país a bajar sus persianas y sus propietarios temen por el futuro cercano. El impacto puede ser mayúsculo: se calcula que en el rubro trabajan unas 80.000 personas en relación de dependencia, más unos 180.000 profesores de educación física que son monotributistas. El negocio mueve alrededor de USD1.000 millones anuales.

Una encuesta realizada por el grupo Mercado Fitness entre 248 empresarios, da muestra de la gravedad de la situación. El 45% de la consultados (111) respondió que sólo puede subsistir una semana más sin ingresos. Incluso, algunos ya han tenido que cerrar definitivamente.

"En Argentina hay dos grandes cadenas, Megatlon y SportClub, que entre ambas tienen 200 complejos. Ellos no tienen problemas porque cobran por débito automático en forma anual. El verdadero inconveniente lo tiene el gimnasio de barrio o del interior que tuvo que cerrar y que no puede afrontar el costo del alquiler del lugar", le explica a BAE Negocios, Hernán Covos, titular de Buena Vida Gym, un centro deportivo que está ubicado en el límite de Palermo y Belgrano.

Con respecto a las ayudas que el Gobierno ha propuesto para la Pymes, Covos teme que ese salvavidas no llegue a tiempo. "El dinero para pagar sueldos me lo darían recién en mayo y yo lo necesito para afrontar mis compromisos ahora. Además, sería para cubrir los salarios del personal de planta. Los profes, que son monotributistas, no están incluidos en esta ayuda". Por estos días, muchos entrenadores independientes han optado por dar sus rutinas por teleconferencias para no ver resentidos sus ingresos.

"Los gimnasios en su gran mayoría son micropymes que no podrán sostenerse mucho tiempo más si siguen cerrados. Además, el rol que cumplen, desde el punto de vista sanitario, es muy importante y no es tenido en cuenta por las autoridades. No son sólo lugares de entretenimiento y ocio, sino de salud. La gente activa tiene un sistema inmune fuerte y eso es lo que necesitamos en esta época de pandemia", indica Guillermo Vélez, fundador de Mercado Fitness.

No obstante, todavía hay algunos dueños de gimnasios que tienen un poco más de margen para esperar. Unos 45 consultados aseguran que pueden soportar hasta un mes sin ir a la quiebra y 65 ejecutivos indicaron que tienen espalda financiera para aguantar hasta que pase la pandemia.

Sin embargo, a criterio de Covos , la situación de los gimnasios que aseguran que aún pueden subsistir irá cambiando a medida que se estiren los plazos. "Este rubro es uno de los últimos que va a volver. En China, por ejemplo, tardaron 90 días para reabrir. Además, una vez que podamos volver a operar va a pasar otro período en donde la gente no va a asistir a lugares cerrados por miedo a contagiarse, sumado a que muchos van a tener que cubrir otras deudas prioritarias y que no van a poder pagar un gimnasio".

Guido Miguez , Director de la cadena On Fit, coincide con su colega. "Necesitamos apoyo del Estado. Esto no se puede mantener en el tiempo. Ya la previa a los cierres de los gimnasios, estaba siendo dramática en cuanto a la afluencia de clientes y generación de ingresos ya que la gente estaba tratando de estar lo menos posible fuera de su casa. Y posiblemente sea lo mismo cuando se decida la reapertura. Sabemos que vamos a trabajar a pérdida durante muchos meses".

Clases virtuales

En este momento difícil, On Fit busca fidelizar a sus clientes a través de clases difundidas en sus redes sociales. "Lamentablemente nada de esto se traduce en ingresos, motivo por el cual, estamos muy preocupados en cómo afrontar los costos que vienen. Principalmente, el que más nos preocupa, es el de los sueldos. Hoy son 150 familias que viven del trabajo en On Fit", agrega Miguez.

En lo últimos días, On Fit, que cuenta con ocho sucursales, comenzó a ofrecer la posibilidad de congelar el valor de la cuota más baja pagándola hasta en 18 cuotas sin interés. El valor que abonará el cliente será $990 por mes y comenzará a regir a partir del levantamiento de la restricción.

Más notas de

Gustavo Grimaldi

Algo menos de la mitad de los comerciantes porteños no pudo pagar el alquiler en mayo

Hay cada vez más locales vacíos

El Covid-19 provoca que se multiplique el tráfico de remesas

Los montos promedio de las remesas alcanzan los USD200

El grupo aéreo Latam presenta concurso de acreedores pero la filial argentina no está incluida

Hace unos días, el grupo despidió a 1.400 personas de los 43.000 que emplea en todo el mundo

Fabricantes de motos, bicicletas y monopatines se convierten en unos de los ganadores del aislamiento

La "nueva normalidad" trae consigo nuevas formas de transportarse

En medio de la pandemia, empresario argentino compra fabricante de galletitas en España

Luego del incendio en su anterior planta, la empresa se mudó a una nueva fábrica

A pesar de la cuarentena, Volkswagen no cree que vaya a ser "el peor año de todos" para el sector

La planta de Pacheco está trabajando en un turno de seis horas

Inversores inmobiliarios esperan caídas de precios cercanas al 30 por ciento

La gente sigue confiando en los ladrillos como refugio de valor

Con un video de su CEO, Latam anuncia 1.400 despidos

La filial local de Latam emplea a 2.200 personas

Las empresas se reconvierten para atender la demanda que genera el avance del Covid-19

Los hospitales modulares son demandados en todo el país

Mientras las peluquerías porteñas claman por la reapertura, se dispara la venta online de tinturas, cremas y esmaltes

Cientos de peluquerías están cerradas y temen por la continuidad del negocio