GlaxoSmithKline presentó una oferta vinculante para adquirir la división de salud del consumidor de Pfizer, dijeron fuentes cercanas al proceso, con lo que la farmacéutica británica queda como el principal candidato por los activos después de que Reckitt Benckiser Group se retirara del proceso.

Glaxo presentó una oferta final que podría valorar la unidad de medicamentos sin prescripción del gigante estadounidense entre u$s15.000 millones y u$s20.000 millones, dijeron las fuentes, quienes solicitaron que su nombre se mantuviera en reserva debido a que el tema es de carácter privado. Pfizer, que tiene sede en Nueva York, aún podría decidir no vender la división a Glaxo y proceder con una potencial escisión de la misma o mantenerla, dijeron las fuentes a Bloomberg.

Las objeciones de Reckitt dejaron a Pfizer cada vez con menos opciones para la división, que vende marcas populares como el analgésico Advil y el suplemento dietético Centrum.

Incluso la propuesta de Glaxo se complicaría debido a la empresa conjunta de salud del consumidor que tiene con el gigante farmacéutico suizo Novartis, que se ha mostrado reacio a profundizar más en productos para la salud sin prescripción, dijeron las fuentes.

Las acciones de Reckitt, que tenía como objetivo comprar solo parte del negocio, registraron su mayor alza en nueve años el jueves temprano luego de que la compañía dijera que puso fin a las negociaciones con Pfizer sobre los activos para el consumidor. Todavía podrían surgir otros postores, dijeron las fuentes, quienes añadieron que Pfizer podría tomar una decisión dentro de las próximas dos semanas.