El gigante de las búsquedas Google realizó una fuerte apuesta por HTC, invirtiendo un total de u$s1.100 millones para obtener una parte de la división móvil de la firma taiwanesa que no pasa por sus mejores tiempos.

La compradora se quedará con 2.000 ingenieros del equipo de diseño de hardware. Estos creativos no se moverán de Taiwán, un enclave que se ha convertido en sitio estratégico para la empresa californiana a la hora de desarrollar sus productos.

El paso para Google es enorme, y así lo destaca Rick Osterloh, vicepresidente senior de hardware , en un comunicado.

"Estoy encantado de que finalmente hayamos cerrado nuestro trato con HTC, y damos la bienvenida a un equipo increíblemente talentoso para trabajar en productos todavía mejores y más innovadores en los años venideros", señaló el ejecutivo.

El equipo de HTC implica "traer décadas de experiencia" en el campo del hardware, algo que Google necesita para equipararse lo más rápido posible al resto de grandes fabricantes de smartphones actuales.

Este acuerdo no significa que HTC vaya a dejar de fabricar móviles, y rápidamente anunciaron que seguirían lanzando nuevos modelos. Eso sí, se esperan cambios como la disminución de dispositivos centrándose únicamente en los modelos que más beneficios les reporten. También es probable que HTC se centre en otros desarrollos como lasus VIVE, la realidad aumentada, o Internet de las Cosas.