Google es el buscador más usado a nivel mundial, captando casi al 70% de los usuarios de internet. Este enorme tráfico de clics no se generó gracias al logo de colores y los doodles que suben en fechas temáticas, sino a raíz de los grandes acuerdos comerciales. Uno de los más importantes es el que mantiene con Apple, la compañía fundada por Steve Jobs, a la que le paga alrededor de 15 mil millones de dólares al año para ser el explorador determinado en los dispositivos iOS

Se trata de un convenio que ambas compañías mantienen hace años, pero cuyo valor aumenta cada doce meses. Sin embargo, Bill Gates se metió en la medio y pretende instalar a Bing, el explorador de Microsoft, como el predeterminado de los iPhones, poniendo en peligro el trato que Apple y Google tienen hace mucho tiempo.

Acuerdo comercial entre Google y Apple

Estos gigantes de la tecnología mantienen un acuerdo muy beneficioso ya que ambos tienen algo que el otro desea: Apple tiene los dispositivos móviles y Google el buscador.

Google le paga a la empresa de la manzanita una enorme cifra para ser el navegador predeterminado de Safari, la aplicación de búsqueda que viene instalada por defecto en los dispositivos iOS. Según una estimación de los analistas de Bernstein, el desembolso de este año rondará los 15.000 millones de dólares.

El informe detalla que se trata de un 50% más que lo pagado en 2020, cuando la cifra fue de USD 10.000 millones. Los cálculos se realizan a partir de los datos que Apple hace públicos en conjunto con el análisis ascendente de los costos de adquisición de tráfico de Google.

A pesar que se estima que la cifra podría aumentar hasta los 18 o 20 mil millones de dólares para 2022, los especialistas mantienen dudas sobre cómo podría evolucionar este acuerdo en los próximos años.

Google podría irse de Apple

El analista de Bernstein, Toni Sacconaghi, mostró su asombro por el aumento de los valores para este año pero detalló dos riesgos que podrían cortar con el trato entre ambas partes.

Por un lado, el riesgo regulatorio del negocio que podría costarle a Apple entre 4 y 5 por ciento de sus ganancias brutas en los próximos años.

La otra inquietud surge a partir de la decisión que Google podría tomar en los próximos años: seguir aumentando la cifra para alejar a Microsoft de los dominios de Apple o intentar renegociar un monto menor. Incluso, cabe la posibilidad que deje de pagar definitivamente y terminar con el convenio.

Se estima que son mil millones los dispositivos iOS operativos en el mundo, por lo que cada uno le retribuye a Google 15 dólares al año en promedio.