El laboratorio estadounidense Pfizer anunció este miércoles que vendió vacunas contra el coronavirus (Covid-19) por 7.800 millones de dólares entre abril y junio, resultados que provocaron una mayor expectativa de facturación en todo el 2021, que pasó de 26.000 a 33.500 millones de dólares. La farmacéutica, que recientemente firmó un acuerdo con Argentina, celebró sus resultados para el segundo trimestre, que significaron ganancias por 5.600 millones de dólares —un 59% más que en 2020— y un impresionante incremento del 92% en sus ingresos, que se elvaron a 19.000 millones de dólares. “El segundo trimestre fue extraordinario en varios sentidos”, dijo el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, en un comunicado. 

Con la variante Delta en plena expansión y una necesidad creciente de vacunas en todo el mundo, Pfizer elevó sus proyecciones anuales de ingresos y ganancias al pronosticar la entrega de otros 500 millones de inyecciones por encima de las expectativas anteriores. Además, Bourla detalló que entre abril y junio se aplicaron 1.000 millones de dosis. "La velocidad y la eficiencia de nuestros esfuerzos con BioNTech para ayudar a inocular al mundo contra la Covid-19 no tienen precedentes", ponderó.

La farmacéutica, que se asoció con el laboratorio alemán BioNTech para la producción de la vacuna, sostuvo que el margen de beneficio antes de impuestos sobre las ventas se mantenía igual al pronóstico anterior, en la franja de 20%. BioNTech y Pfizer prevén producir 3.000 millones de dosis hasta fin de año.

La asociación de Pfizer con BioNTech le fue muy beneficiosa

Y eso no es todo. Las ventas podrían crecer aun más, ya que la sociedad Pfizer/BioNTech aboga por una tercera dosis de su vacuna para hacerla más efectiva, en un momento en que la variante delta, la más contagiosa de las existentes, causa graves trastornos en Asia y África y generó un fuerte aumento de casos en Europa y Estados Unidos.

"Nuevos estudios muestran que una tercera dosis tiene efectos neutralizadores contra esa cepa proveniente de la India, cinco veces más entre los jóvenes y más de 11 en las personas mayores luego de dos dosis", afirmó Pfizer.

Esto le mereció críticas, especialmente de organizaciones no gubernamentales como Public Citizen, que acusó a Pfizer de "lucrar" con la pandemia y pidió a los líderes mundiales que lancen una campaña multimillonaria para abastecer de vacunas a la población mundial.

La vacuna de Pfizer, responsable de resultados sin precedentes

El laboratorio estadounidense superará con amplitud la facturación que esperaba obtener este año por la venta en todo el mundo de vacunas contra el coronavirus desarrolladas junto a la empresa alemana BioNTech, y espera facturar 33.500 millones de dólares por la venta de 2.100 millones de dosis.

Entre sus expectativas, hay ganancias para todo el año en el rango de 3,95 a 4,05 dólares por acción, superior a los 3,55 por acción que esperaban hace tres meses. En cuanto a ingresos totales, ahora la idea de la farmacéutica es de recaudar entre 78.000 y 80.000 millones de dólares, nuevamente, arriba de su estimación anterior de entre 70.500 y 72.500 millones de dólares.

Casi todos los sectores de Pfizer tuvieron buenos rendimientos

Pfizer pagó unos 4.400 millones de dólares en dividendos a sus accionistas durante los primeros seis meses del año, 3% más que en 2020. El laboratorio espera una ganancia antes de impuestos ajustada en el rango alto del 20% de ingresos por la vacuna.

Sin embargo, la vacuna no fue el único motivo de celebración para la farmacéutica, ya que sus otras unidades comerciales también experimentaron un fuerte crecimiento de las ventas. Los ingresos de su unidad de oncología aumentaron un 19% interanual a 3.100 millones. La unidad hospitalaria de la compañía generó USD 2.200 millones en ingresos, un 21% más que el año anterior. Por último, su unidad de medicina interna creció un 5% con respecto al año anterior a 2.400 millones de dólares, según informó CNBC.