Los empresarios agrícolas argentinos que cosechan girasol y maíz para cumplir con forwards (ventas a futuro) pactados registran importantes pérdidas económicas debido a un excesivo diferencial cambiario aplicado por el Banco Nación (BNA).

En las últimas semanas la diferencia entre el tipo de cambio comprador y vendedor del Banco Nación (BNA) se ubicó en torno a un 4,7% cuando en febrero de 2018, 2017 y 2016 jamás había superado la brecha de 2,6%.

La ampliación del margen cambiario establecido por las autoridades del BNA -dirigido por Javier González Fraga- tiene por objetivo incrementar la renta proveniente de las operaciones de compraventa del dólar estadounidense, indicó en un informe el sitio Valor Soja.

Pero la cuestión es que los contratos forward agrícolas -fijados en dólares- se liquidan al vencimiento en pesos con el tipo de cambio comprador BNA

Por eso cualquier modificación en ese tipo de cambio impacta de manera directa en los ingresos de los productores que toman coberturas de precios a través de contratos futuros negociados de manera directa.

Si el margen de ganancia del BNA fuese del 2,5% (nivel registrado un año atrás), el tipo de cambio comprador, en lugar de 38,1 $/u$s, según el cierre del 25 de febrero, se ubicaría en 38,9 $/u$s. Con ese diferencial, un productor, al liquidar un forward de girasol de 260 u$s la tonelada, recibiría 5824 pesos adicionales por camión (28 toneladas). 

"No parece gran cosa. Pero para 10.000 toneladas de girasol esa diferencia es de 2,08 millones de pesos, y para 100.000 toneladas de 20,8 millones de pesos", sostuvo el análisis.

Así "un diferencial excesivo entre el tipo de cambio comprador y vendedor también impacta de manera indirecta en las empresas agrícolas porque, si bien cobran la venta de granos con el comprador, al momento de comprar insumos dolarizados (fundamentalmente agroquímicos, fertilizantes y semillas) lo hacen con el tipo de cambio vendedor", se dijo.

Una alternativa para amortiguar parcialmente el efecto nocivo del diferencial cambiario aplicado por el BNA es recurrir a los contratos futuros del Mercado a Término de Buenos Aires, MATba, los cuales se liquidan a un tipo de cambio superior.