La compañía china Tianqi concretó la compra del 24% de la propiedad de la chilena SQM, una de las mayores mineras no metálicas del mundo, mediante un remate realizado en la Bolsa de Comercio de Santiago de Chile en algo más de u$s4.000 millones.

Las acciones pertenecían anteriormente a la canadiense Nutrien y la operación puso fin a un conflictivo proceso, entre otras causas, por el rechazo del controlador de SQM, Julio Ponce Lerou, un ex yerno del dictador Augusto Pinochet.

SQM es una de las principales productoras mundiales de litio, mineral al que se le otorga un positivo futuro asociado al desarrollo de los autos eléctricos.

El traspaso de las acciones se llevó a cabo mediante el remate de 62.556.568 títulos de la serie A en u$s65 por acción, lo que dio un total de u$s4.070 millones.

El remate estuvo a cargo de la corredora Larraín Vial, que destacó la entrada de la compañía china a la propiedad de SQM al subrayar su calidad de socio serio y responsable, que ha cumplido con todas las exigencias reguladoras y legales.

Tianqi señaló en tanto que el próximo abril definirá a su representante en la junta directiva de SQM, para luego definir la forma en que cumplirá un acuerdo extrajudicial alcanzado con la Fiscalía Nacional Económica (FNE), inserto en las complicaciones que tuvo el proceso.

La propia SQM y su controlador, Julio Ponce Lerou, objetaron el procedimiento llevado a cabo por la FNE para avalar el traspaso del paquete accionarial, recurriendo al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y posteriormente al Tribunal Constitucional (TC), que dio luz verde a la operación.

Tras el remate, las acciones A de SQM subieron 47,87% en la Bolsa de Comercio de Santiago, hasta los u$s66 por papel.