La multinacional Alaisa Distribuidora se hará cargo de la planta SanCor en Brinkmann, provincia de Córdoba.

El acuerdo ratificado en las últimas horas es por la planta de maduración de quesos que la Cooperativa sunchalense posee en esa ciudad, e implica que los compradores tomarán la planta y parte del personal que no decida acogerse al retiro voluntario, informó el sitio Ceres.

Alaisa tiene sus oficinas en la Argentina en Puerto Madero y ha realizado inversiones en Córdoba (Quebracho Blanco) comprando 60.000 hectáreas y en Corrientes a través de Leminer, adquiriendo unas 30.000 hectáreas.

Su proyecto de inversión en nuestro país llegaría a los u$s8.000 millones. Además, informa que ha exportado por u$s6 millones en harina, arroz, azúcar, aceite y productos frescos, fundamentalmente a Latinoamérica.

Este grupo es de origen español, pero cuenta con socios argentinos. Opera principalmente como distribuidor de productos alimenticios, fundamentalmente con base en España, México y China.

Aunque no se le conoce actividad destacada en el mercado agroalimentario argentino, el grupo opera con los mercados chino, árabe y europeo, donde provee productos como derivados de pollo, cortes de cerdo, quesos o jamón ahumado.

Trascendió que uno de los socios fundadores de Alaisa es un argentino radicado en España. En el país, el apoderado de la firma es Carlos Docchio.

De esta forma, las cuatro unidades productivas de SanCor que dejaron de funcionar hace casi un año ya tendrían reactivación inminente, recordemos que Coronel Moldes volvió a funcionar la semana pasada y hay acuerdos avanzados en Charlone y Centeno.