La perforadora Phoenix Global, asociada a Mercuria Energy Group, una de las mayores comercializadoras de petróleo del mundo, apostará la mayor parte de su presupuesto en tratar de reproducir la revolución energética estadounidense en la región de shale más prometedora fuera de Estados Unidos.

Vaca Muerta, un área del tamaño de Bélgica, ha atraído a algunas de las mayores petroleras del mundo como Royal Dutch Shell y Exxon Mobil, las cuales han prometido inversiones de miles de millones de dólares. Sin embargo, el avance ha sido lento tras la perforación de los primeros pozos hace unos seis años en medio de la caída de los precios del petróleo y la falta de infraestructura.

Phoenix Global, una compañía que cotiza en Londres, podría gastar u$s190 millones este año, frente a u$s90 millones del año pasado, en Argentina. La compañía tiene un valor de mercado de u$s1.100 millones, informó Bloomberg.

Perforadoras de todo el mundo luchan por trasladar los éxitos de la extracción de crudo y gas natural de las rocas estadounidenses -que han transformado el mundo del petróleo- para explotar reservas en países como China y Polonia.

"Nosotros, y ellos, estamos utilizando la experiencia en América del Norte y trasladando todo ese aprendizaje a esta nueva cuenca", dijo el director financiero de Phoenix, Philip Wolfe.

Panmure Gordon & Co. estima que las grandes petroleras comprometieron al menos u$s2.100 millones en Vaca Muerta el año pasado.

El presupuesto de Phoenix cubre estudios sísmicos y la perforación de pozos verticales y horizontales, dijo Wolfe en una entrevista. La compañía es propietaria aproximadamente de más de 200.000 hectáreas netas, o alrededor del 6,5%, de Vaca Muerta y está esperando una licencia para uno de los yacimientos. La compañía espera que Argentina formalice las regulaciones este trimestre.

Phoenix fue creada tras el acuerdo de fusión de Andes Energia en julio con los activos de exploración y producción de Argentina de Mercuria. El grupo produjo 11.070 barriles de petróleo equivalente al día el año pasado en Argentina. La mayoría de estos barriles fueron producidos usando técnicas convencionales.

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos estima que Argentina cuenta con los segundos recursos de gas de shale de mayor tamaño del mundo y los cuartos en petróleo. Gran parte de éstos aún no se han probado. La producción total de petróleo del país cayó a 580.000 barriles al día el año pasado, una pequeña parte frente a los más de 10 millones de barriles que Estados Unidos extrae diariamente.