La soja finalizó ayer cayendo poco más de 2 dólares como consecuencia de las sostenidas preocupaciones que genera el conflicto comercial entre China y Estados Unidos respecto al futuro del comercio internacional de la oleaginosa. En el plano local sigue sin haber movimientos mientras el registro de exportaciones sigue cerrado.