La Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (Aaici) ya contabilizó una veintena de empresas que despacharon mercaderías por medio del programa de Hubs Logísticos, mientras otras 30 compañías "están en proceso de hacerlo".

El programa ofrece un paquete de herramientas que facilitan el acceso de las empresas argentinas a centros de almacenamiento y distribución en los principales mercados del mundo, y ya cerró acuerdos con siete destinos.

En 2018 se pusieron en marcha los primeros cuatro hubs logísticos en Shanghai ( China), Dubai (Emiratos Arabes Unidos), Amberes ( Holanda) y Colón ( Panamá), a los que le siguieron Guangzhou y Tianjin ( China), y Singapur.  

La Aaici prevé seguir incorporando hubs en el transcurso de este año, y para 2020 espera que más de 100 empresas locales "mejoren su competitividad exportadora usando esta herramienta", según anticipó un resumen de sus actividades.

El programa respalda exportaciones en consignación junto con el BICE (Banco de Inversión y Comercio Exterior) con sólo presentar el permiso de embarque, y despacha los productos a un socio logístico en destino. 

La línea de crédito exclusiva de ese banco permite financiar los costos y gastos propios de la logística y la distribución física de las mercaderías con un plazo de hasta 360 días, más 30 días de prórroga; y cubre entre 75 y 100% del valor del Incoterm (términos que reflejan las normas de aceptación voluntaria de las condiciones de entrega de mercancías y productos, por parte del comprador y el vendedor).

Los acuerdos gestionados y los que están en curso buscan garantizar condiciones de acceso favorables para las empresas argentinas; por ejemplo, que dispongan de tarifas preferenciales sin importar el volumen de la operación.

Entre los servicios básicos incluidos en los hubs figuran la recepción de mercadería, despacho, declaración e inspección en aduana; el transporte de la mercadería, carga y descarga del contenedor, entrada y salida al depósito y gestión del inventario; y el almacenamiento de productos secos, refrigerados y congelados. Se contempla también el acondicionamiento de la mercadería (impresión de etiquetas, etiquetado, re-empaquetado, etc.); la reexportación del producto y la disposición de showrooms.

Según la Aaici, el programa permite reducir los tiempos de entrega de productos y mejorar el control del negocio en el extranjero, lo cual atiende los requerimientos de las pymes exportadoras en materia de logística y distribución.

La Agencia explica que, sin asistencia, esas compañías "deben cumplir con plazos de entrega en una distancia promedio mucho mayor y, por lo tanto, terminan dependiendo de grandes empresas importadoras-distribuidoras para que sus productos ingresen a mercados del exterior".

Entre los beneficios del programa, resumió la Agencia, se reducen los tiempos de entrega y se evitan quiebres de stock; y se mejora la posición negociadora frente al cliente y el control del negocio en el extranjero, "sin intermediación de distribuidores que encarecen el producto". 

La existencia de los hubs logísticos permite además consolidar envíos con baja de costos unitarios por exportación; así como reducir las cantidades mínimas de cada orden o agilizar y abaratar el envío de muestras.

Por último, la Aaici resaltó las ventajas del programa para acondicionar los productos en destino según los requisitos de esos mercados (por ejemplo, re-etiquetado o re empaquetado) y la facilidad de postergar el pago para nacionalizar la mercadería hasta que se efectivice la compra.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos