Iberdrola está considerando la venta de algunos de sus activos de ingeniería en un esfuerzo de la mayor empresa de servicios públicos de España por recortar costos y recaudar efectivo mediante la venta de negocios no esenciales, según fuentes al tanto.

Iberdrola está buscando compradores para algunas de las participaciones que posee en compañías de ingeniería, dijeron las personas, pidiendo no ser identificadas porque las deliberaciones son privadas. Empresas de capital privado, fondos de infraestructura y otras compañías eléctricas podrían estar interesadas en los activos, que según las personas podrían llegar a los u$s1.000 millones.

Iberdrola planea mantener su negocio de ingeniería y construcción, agregaron las fuentes. No se ha tomado una decisión final y la compañía puede decidir no vender, dijeron las personas a Bloomberg. Un representante de Iberdrola declinó comentar.

El productor de energía informó un descenso de las ganancias durante los primeros nueve meses del año debido a la escasez de agua en España. Eso fue parcialmente compensado por una producción significativamente mayor de energía renovable en el Reino Unido y Brasil. La producción hidroeléctrica en Estados Unidos también registró un aumento.

La unidad de ingeniería y construcción de Iberdrola ofrece servicios técnicos que incluyen proyectos preconfigurados para otros negocios dentro del grupo y para empresas en generación de energía nuclear, redes y renovables.