La llegada de cosechadoras y tractores de origen extranjero sigue en crecimiento. Así se desprende del informe trimestral que difundió ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Según el trabajo, entre julio y septiembre pasado, las cosechadoras vendidas estuvieron en el orden de las 292 unidades versus las 220 compradas el año pasado. En este punto, 203 maquinas son de origen nacional y 89 llegaron del exterior. Esta última tuvo un incremento del 41% frente a las 63 adquiridas en 2016, mientras que las locales aumentaron un 29 por ciento.

En el caso de los tractores y siempre en mismo lapso de tiempo, las nacionales sólo mejoraron un 13% y las importadas el 128 por ciento.