Las importaciones argentinas de moda vuelven a caer a doble dígito. En febrero, las compras al extranjero de prendas de vestir alcanzaron un valor de u$s36,2 millones, un 28,2% menos que en el mismo mes del año anterior.

La cifra se acerca a los niveles de febrero de 2017, cuando las importaciones argentinas de moda fueron de u$s34,2 millones, según datos de la Cámara Industrial Argentina de Indumentaria (Ciai).

De esta manera, las importaciones de prendas de vestir acumulan dos meses de caída a doble dígito, cerrando el primer bimestre de 2019 con un retroceso del 27% frente a los dos primeros meses del año pasado, hasta 81,5 millones de dólares.

Las importaciones también cayeron a doble dígito en volumen, con un descenso interanual del 17,6%, hasta 1.793.210 kilos. En el acumulado del año, el volumen importado fue de 3.763.327 kilos, un 28,6% menos.

A pesar de haber desplomado un 30% sus ventas a Argentina, China volvió a ser el principal proveedor de prendas de vestir del país austral, con unas ventas de 21,3 millones de dólares. India y Perú cerraron el top tres, pese a también haber contraído un 8,8% y un 42,8% sus ventas al país durante febrero, respectivamente.

Por su parte, las exportaciones de indumentaria de enero mantuvieron un nivel similar al registrado en el mismo mes del año anterior (+1%) apenas superando los u$s1,7 millón. En términos de volumen, las ventas al exterior se incrementaron un 9,3% interanual en enero promediando los 49.000 kilogramos. Quedó evidenciada una baja del precio por kilo de prendas exportadas que rondó el 7,5% promediando los u$s36,32.