Empresarios de la industria del tabaco advirtieron hoy que la reforma impositiva que impulsa el Gobierno incrementará la carga tributaria sobre el sector, en un momento en el que la producción registra una fuerte caída.

Según el proyecto oficial, el impuesto interno a los cigarrillos pasará a ser de 70%, pero también se reemplazará el impuesto interno mínimo a $28, de los actuales $22. También, se modifica la alícuota de cigarros y cigarritos que pasará del 16% al 20%, fijándose un impuesto mínimo de $20 por paquete de 20, mientras la alícuota del tabaco para armar pasará del 20% al 25%, con un impuesto mínimo de $ 40 por bolsa de 50 gramos.

En consecuencia, el incremento en la carga tributaria sobre los cigarrillos alcanzaría al 90% para el segmento de precio bajo.

La industria del tabaco atraviesa un momento delicado, ya que durante la última campaña registró una caída del 20% en el área sembrada y cosechada, y un retroceso del 14% interanual en la producción, de acuerdo con un informe de la consultora Economía y Regiones.

Además, la suba de impuestos internos a los cigarrillos -del 60% al 75%- en mayo de 2016 provocó que la Argentina sea el país con mayor carga tributaria en América Latina. El país es el sexto productor mundial de tabaco y, según Economía y Regiones, las provincias más afectadas en la caída de producción fueron Chaco, Misiones y Catamarca.