Aunque nadie habla de este libro y, probablemente, la mayoría de sus ejemplares vendidos ya no existan, la obra de Sharon Jones es un inesperado éxito de ventas que comenzó en Francia pero ya se extendió a varios países gracias a TikTok e Instagram. El libro se llama "Burn After Writing" (Quemar después de escribir, en español) e invita a los lectores a ser el protagonista de una obra que nadie leerá.

"Quemar después de escribir" se posiciona actualmente como el número 1 en ventas entre libros de no ficción de Amazon, luego de que una famosa influencer llamada Ollie (@oliviacarmenmilan?) publicara que el libro era el "mejor que había comprado". Su video tuvo más de 4 millones de visitas y motivó recomendaciones de otros influencers.

Su autora, Sharon Jones, es británica y no muy conocida. Su editor la presentó como “una diseñadora gráfica del norte de Inglaterra”, y aseguró una mínima presencia mediática y publicitaria. En una entrevista de 2015, en la web PsychCentral, Jones indicaba que la idea surgió de las conversaciones con su hija adolescente “sobre las cosas que ambas valorábamos”.

De hecho, su libro salió en 2014 en Gran Bretaña y "no fue un gran éxito", según recuerda el editor Frédéric Trédaniel a AFP. Sin embargo, gracias a la promoción que hizo Ollie, el libro se relanzó en 2019. El fenómeno comenzó y, en abril de 2021, se agotó momentáneamente. 

El concepto del libro es quemar todo lo escrito en privado

Su fama se debe sobre todo a las compras en línea, por la edad de sus lectores: al parecer, el lector típico es una mujer hiperconectada de entre 20 y 35 años.

¿En qué consiste semejante éxito? "Instagram, WhatsApp, Snapchat, TikTok, VSCO, YouTube… el mundo no solo se ha convertido en un feed gigante, sino también en un confesionario gigante. Grabar después de escribir le permite pasar menos tiempo desplazándose y más tiempo reflexionando sobre sí mismo. A través de preguntas incisivas y experimentos mentales, este diario te ayuda a aprender cosas nuevas mientras dejas ir a los demás", dice la descripción .

"Quemar después de escribir"

Al abrir el libro, no hay mucho para leer. En cambio, es el lector el que debe escribirlo, ya que la autora lo invita a  responder todo tipo de preguntas existenciales en la intimidad de su cuaderno, como la última vez que lloré, lo último que pensé antes de irme a dormir, la primera palabra que uso para describirme, la cosa más difícil que tuve que hacer, la persona responsable de mi mayor herida, lo que me hace temblar de placer, entre muchas más.

Para responder todo esto, el lector deberá recorrer las tres secciones: el pasado, el presente y el futuro. El libro contiene indicaciones para que hable de temas pesados como su mayor dolor, el equipaje que lleva, los arrepentimientos, las esperanzas e incluso las personas que desearía no haber conocido nunca. Si bien está dirigido a adolescentes, las preguntas guiadas son aquellas a las que cualquiera puede responder y aprender. 

Una vez terminado, la autora indica que el libro deberá quemarse o enterrarse. De ahí que uno puede escribir las cosas más inconfesables -y, por lo tanto, según Sharon Jones, las más veraces.

“Empuja tus límites, piensa en tu pasado, tu presente y tu futuro, y crea un libro secreto que hable de ti, solo para ti”, resume. "Y cuando termines, tíralo, escóndelo ... o quémalo después de haberlo escrito", concluye.