El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó ayer un 0,18 % y cerró en u$s 61,68 el barril, influido por la suba del dólar y a la espera de nuevos datos sobre el inventario estadounidense, en tanto el barril de petróleo Brent para entrega en abril cerró en el mercado de futuros de Londres en u$s 65,34, un 0,13 % más que al cierre de la sesión anterior.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en abril cayeron u$s 0,11 con respecto al cierre anterior.

Uno de los factores que influyeron en la bajada del precio del petróleo de Texas es la apreciación del dólar, ya que al negociarse en moneda estadounidense, la factura de los países que tienen que recurrir a las importaciones se encarece.

El subsecretario de Energía, Dan Brouillette, dijo el martes que la producción de petróleo estadounidense está encaminada a un alto crecimiento este año, lo que ha preocupado a algunos inversores.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la jornada en el International Exchange Futures con un incremento de u$s 0,09 respecto a la última negociación, cuando acabó en u$s 65,25.

El precio del Brent registró un ligero avance ante las expectativas entre los analistas de un descenso en las reservas de gasolina y combustibles destilados de Estados Unidos esta semana. Perjudicó sin embargo a las negociaciones la recuperación del dólar, un movimiento que encarece las importaciones de petróleo desde países que utilizan otras divisas.