Cuatro de cada diez inversores consideran que los ciberataques constituyen la amenaza más importante para los negocios, alcanzando el primer puesto desde el quinto que ocupaba en 2017, según una encuesta privada.

Para mejorar la confianza de los consumidores, los inversores creen que las empresas deberían priorizar la inversión en la protección de la seguridad cibernética. Según el sondeo de la consultora PwC Argentina, los ciberataques son la amenaza más importante (41%) para los negocios, alcanzando el primer puesto desde el quinto que ocupaba en 2017. Una cantidad similar (40%) de líderes empresariales lo ven como una de las tres principales amenazas, pero consideran que la sobrerregulación y el terrorismo son más importantes.

Los inversores ubican la incertidumbre geopolítica (39%), la velocidad del cambio tecnológico (37%), el populismo (33%) y el proteccionismo (32%) entre las cinco principales trabas al crecimiento.