La Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales inaugurará su nuevo laboratorio y sede social en Quequén para brindar una rápida respuesta sobre la calidad de los granos y sus subproductos.

La obra edilicia, que se inició en 2016 en un predio que ocupa una hectárea, requirió una inversión de US$3 millones, a los cuales se le suma la compra de equipamiento tecnológico por una cifra de US$1,5 millón.

El nuevo laboratorio, a diferencia del anterior localizado en el área céntrica de Necochea, se encuentra emplazado en la zona de influencia del Puerto de Quequén.