La marca "Voy con Energía" anunció un plan de inversión de u$s15 millones para desarrollar, en los próximos tres años, una red de 100 estaciones de servicio low cost, con el compromiso de ofrecer nafta y gasoil grado 2 al más bajo precio del mercado.

En un contexto competitivo por la llegada al mercado de nuevos operadores como Raizen, Puma, Gulf y Dapsa, la primera red low cost de combustibles buscará sumar valor a las estaciones blancas o las de terceras banderas que persigan generar vínculos comerciales más beneficiosos de largo plazo.

Así lo explicó el gerente comercial de Voy, Osvaldo Valsangiacomo, al resaltar que "el concepto low cost no significa mala calidad sino de una logística y comercialización más eficiente, cuyo ahorro permita brindar mejores precios al consumidor final y mayor rentabilidad a los operadores".

Voy pertenece a un grupo de capitales nacionales con más de 20 años en la industria, conformado por empresas dedicadas a la extracción, refinación y transporte de hidrocarburos, lo que le permite a la marca ser la comercializadora oficial de RefiPampa, la primera refinería mediana con oleoducto propio.

La marca cuenta desde mayo con su primera estación de servicio en la ciudad de Junín, en proximidades de su refinería y centro de distribución, y para 2019 el plan proyecta embanderar 25 nuevas bocas en la zona centro de la provincia, donde ya tiene mayor presencia en el segmento mayorista vinculado al servicio agraria.

En ese primer objetivo, la premisa es alcanzar las 100 estaciones en un plazo de hasta 3 años, lo cual estimó Valsangiacomo requerirá una inversión de US$ 15 millones, compartida con los operadores de cada estación interesada en sumarse a la marca.

"Este desarrollo inicial nos genera una optimización de costos de logística, que se vuelca al operador y permite ofrecer precios sugeridos para los combustibles grado 2 -nafta y gasoil- por debajo de las petroleras que se encuentran en la zona de influencia y ser competitivos en los productos premium", explicó el directivo.

Para el segmento mayorista, Voy logró posicionarse más rápidamente en el mercado regional ya que demanda una estrategia diferencial de precios, en la cual asegura el valor mas bajo para el gasoil grado 2, y no tanto en el marketing de marca y el desarrollo conceptual de las bocas de expendio. 

Como ocurre en todas las cadenas, el negocio de las estaciones de servicio se complementa con la oferta de otros servicios como lavado y engrase, pero principalmente por las denominadas tiendas de conveniencia, para las cuales la marca desarrolló las tiendas Re.

Debido a la falta de masa crítica para ofercer las tiendas en franquicia, la estrategia inicial es lograr una identidad común en las estaciones de la marca y dejar a consideración del operador el desarrollo del perfil comercial vinculado a las características y demanda de cada región.