El laboratorio Johnson & Johnson produce el Johnson's Baby Powder desde hace casi 130 años y se convirtió en, no solo un artículo representativo de la empresa a nivel global, sino en un sinónimo de bienestar y cuidado hacia los más chicos. Sin embargo, denuncias a los largo de los últimos años acerca de sus componentes provocaron que la firma decidiera dejar de vender el polvo para bebés a partir de 2023

De hecho, el primer país en el que la compañía dejó de ofrecer este producto fue en Estados Unidos en 2020.

Actualmente, J&J enfrenta alrededor de 38.000 demandas de mujeres que aseguraron que este polvo "contenía asbesto y que provocó que desarrollaran cáncer de ovario". En contraposición, la empresa destacó que "el producto era seguro de usar". 

"Como parte de una evaluación de la cartera de productos en todo el mundo, hemos tomado la decisión comercial de pasar a una cartera de polvos para bebés exclusivamente a base de almidón de maíz", anunció la firma en un comunicado.

La empresa aseveró que el polvo de bebé a base de almidón de maíz "ya se vende en países de todo el mundo".

¿Es seguro el polvo para bebés?

Por su parte, el laboratorio defendió su posición y negó las acusaciones. La firma destacó que su talco "es seguro de usar" y que para ello apeló a "las décadas de análisis científicos independientes realizados por expertos médicos de todo el mundo que confirman que los polvos para bebés son seguros, no contienen asbesto y no provocan cáncer".

Sin embargo, los registros internos de la compañía, los testimonios de los juicios y otras pruebas mostraron que, al menos desde 1971 hasta principios del 2000, el talco crudo y los polvos terminados de J&J a veces dieron positivo en pequeñas cantidades de amianto, según informaron la agencia Reuters y el portal de la BBC.

En octubre, J&J creó una filial, LTL Management, que estaba encargada de lidiar con los reclamos en torno al talco para bebés, aunque luego terminó por ponerla en quiebra, lo que retrasó las demandas pendientes. 

LTL Management tuvo que hacer frente a los costos derivados de esas acusaciones: tuvo que pagar condenas y acuerdos extrajudiciales por valor de USD 3.500 millones, incluido uno en el que 22 mujeres recibieron una suma de más de USD 2.000 millones.

En abril de este año, fracasó una propuesta de los accionistas que pedía el fin de las ventas mundiales de los polvos de talco para bebés, aunque finalmente eso se realizará a partir de 2023.