La Anmat clausuró nuevamente al laboratorio argentino Lemax, por incumplimientos de envergadura en sus dos establecimientos ubicados en La Matanza. Le abrió un sumario sanitario a la firma y prohibió el uso y comercialización de sus productos inyectables, informó Pharmabiz.

La decisión fue oficializada a través de la disposición 337 publicada en el Boletín Oficial. Aseguran que Lemax, una pyme local, no tenía la habilitación correspondiente para elaborar productos estériles. A su vez, las áreas de líquidos no estériles y soluciones para nebulizar habían sido desactivadas y asignadas a otras actividades productivas sin la autorización pertinente.

En tanto, el área de soluciones parenterales estaba en obra; no disponían de áreas de pequeño volumen.

La Anmat le abrió un sumario sanitario a Lemax y a la responsable de su Dirección Técnica, Maricel del Río. Asimismo, el organismo prohibió el uso y comercialización de todos los inyectables de Lemax con vencimiento vigente, y ordenó a la firma el recupero de todos sus productos en el mercado.