Un juez federal falló ayer que AT&T puede avanzar con su adquisición de Time Warner por u$s85.000 millones.

El juez Richard Leon del Tribunal de Distrito de Columbia (Estados Unidos) dijo en una audiencia que descubrió, luego de un juicio de seis semanas, que el acuerdo no viola la ley antimonopolio y puede continuar.

Leon desalentó al gobierno de pedirle que pusiera su propio fallo en espera de apelación, y dijo que si se le pregunta negaría una suspensión. "Espero que el gobierno tenga la sabiduría y el coraje" para no buscar una apelación, dijo.

El Departamento de Justicia, que presentó una demanda para bloquear la compra, tiene la opción de apelar la decisión. De acuerdo con una orden de programación, AT&T acordó no completar la adquisición durante seis días para dar tiempo a una apelación.

Makan Delrahim, el principal funcionario antimonopolio del Departamento de Justicia, dijo que el gobierno estaba decepcionado con el fallo y que "consideraría los próximos pasos".

"Seguimos creyendo que el mercado de televisión de pago será menos competitivo y menos innovador como resultado de la fusión propuesta entre AT&T y Time Warner", dijo en un comunicado.

El fallo del juez probablemente será visto por los gigantes tecnológicos y de telecomunicaciones como una luz verde para perseguir una serie de importantes adquisiciones de medios.

La solución final del litigio será determinante para el futuro de la operación por la que Disney está adquiriendo los activos de entretenimiento de su rival Twenty First Century Fox y, en concreto,para Comcast. El operador de cable estaba a la espera de la decisión para decidir si presenta una contraoferta tan pronto como se aclaran las reglas.

La fusión entre AT&T y Time Warner había sido anunciada por ambas partes en octubre de 2016.