La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial ordenó la apertura del concurso preventivo de la firma Oil Combustibles, del empresario detenido Cristóbal López, investigada en el fuero federal por una presunta evasión fiscal de unos $8.000 millones, sin el cálculo de punitorios.

La decisión fue dada a conocer ayer por la Sala D de la Cámara de Apelaciones que revocó un fallo de primera instancia del juez en lo Comercial, Hugo Vitale, y le ordenó la apertura del concurso.

Los camaristas Pablo Heredia, Gerardo Vassallo y Juan Garibotto entendieron que existe una situación real de cesación de pago por parte de la empresa y que allí radica la causa para disponer "la apertura concursal".

"La constatación del estado de cesación de pagos prescinde de un examen de las causas subjetivas u objetivas que pudieron haberle dado motivo", sostuvieron los jueces de la Cámara Comercial en su fallo de 44 páginas.

El juez de primera instancia había rechazado abrir el concurso preventivo tras recibir un informe que indicaba que la cesación de pagos coincidía con el comienzo de una política empresaria de "financiarse compulsivamente contra el Fisco Nacional (no pagando regularmente el Impuesto a los Combustibles Líquidos)".

La empresa Oil Combustibles adeuda en la actualidad unos $8.000 millones a la AFIP -cifra que superaría los $15.000 millones con la aplicación de intereses punitorios- por haber retenido de manera ilegal lo cobrado a través del impuesto al combustible.

Por este hecho hay una causa abierta en los tribunales federales de Comodoro Py, a cargo del juez Julián Ercolini.

López intentó venderle el Grupo Indalo, con Oil Combustibles incluida, al fondo de inversión OP Investiment, encabezado por Ignacio Roesner, pero la operación aún no se concretó por el freno judicial.