La justicia porteña resolvió el bloqueo a nivel nacional del dominio www.uber.com así como de "las plataformas digitales, aplicaciones y todo otro recurso tecnológico que permita contratar y/o hacer uso de los servicios de transporte de pasajeros que ofrece" Uber, en el marco de las causas en lo contravencional y penal económico que enfrenta la empresa.

El fallo de la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas está fechado el 29 de diciembre pasado, pero recién llegó en las últimas horas a manos de la Fiscalía de la Ciudad, como respuesta a una apelación interpuesta por el fiscal de Cámara Martín Lapadú.

"A partir de este momento la responsabilidad del bloqueo de Uber resulta exclusivo de estas empresas de Internet y de los organismos encargados de controlarlas", destacó el fiscal, y agregó que "si esto no ocurre prontamente, deberemos preguntarnos por qué estas empresas no cumplen por tercera vez con las ordenes emanadas de la Sala II de la Cámara".

A finales de noviembre, el fiscal había deslizado la posibilidad de imputar a los directivos de las empresas que brindan Internet por el "delito de desobediencia", ya que al no bloquear los dominios que le exigía la justicia podrían estar cometiendo "el delito de encubrimiento".

A finales de enero, la justicia porteña también dispuso la "prohibición absoluta de salida del país" a cinco directivos de Uber Argentina, por considerar "insuficiente" la "restricción de aviso" que ya se había dispuesto sobre ellos para cruzar las fronteras, en el marco de una causa por evasión fiscal agravada.